cadera débil Salud 

Una cadera débil te perjudica corriendo

Cuando aparece una lesión o sobrecarga en el tren inferior, rápidamente el corredor se pone a buscar la causa en el músculo implicada. Piensa que ha sido ese ejercicio de fortalecimiento de gemelos lo que le ha producido el dolor o quizás el haber apretado de más en aquellas series en pista. Es muy difícil que de primeras valore una cadera débil como causa primera de dicha molestia o lesión.

Por parte es normal no incluirla como causa principal ya que no se padece ningún tipo de dolor en la zona y no se nota nada diferente durante la carrera. Pero la cadera es una región muy importante que el corredor debe cuidar.

Cadera débil y los problemas corriendo

Los glúteos, el piramidal, el tensor de la fascia lata…tienen algo en común y es que están implicados en la amortiguación de los impactos y la estabilidad de la cadera.

La cadera es una pieza clave en el engranaje de un corredor. Si esta se encuentra debilitada, la pisada varía y esta variación puede causar molestias en determinados grupos musculares.

Por ejemplo, el simple acortamiento de psoas puede causar que la cadera rote ligeramente y por lo tanto que se produzca una variación de la técnica de carrera al tener, aparentemente, una pierna más corta que otra. ¿Esto que significa? Pues que los impactos esta siendo mal repartidos.

cadera débil

En la foto puedes ver algunos de los músculos que influyen en el equilibrio (o desequilibrio) de la cadera. Una falta de fuerza en alguno de estos músculos provoca que la cadera se encuentre debilitada y esto se traduce a una mala rotación del tobillo y la rodilla, ya que es incapaz de trabajar de manera correcta.

Te interesa...  Amplitud de zancada y cadencia: que no te confundan

De la misma forma una cadera débil conlleva que trabaje menos de lo que debería y el estrés de la carrera se lo llevarían otros músculos que si tienen fuerza, pero que deben hacer un esfuerzo extra para sustituir al débil. Es posible que ese dolor de cuádriceps que notas siempre sea consecuencia de que trabaje más de la cuenta, porque el glúteo no está haciendo su parte del trabajo.

Esto suele pasar porque no es común que las maquinas que se encuentran en el gimnasio sean las más indicadas para trabajar los músculos de la cadera.

De todas maneras, no todas las lesiones son consecuencia de una cadera débil, pero si siempre tienes un dolor recurrente en la misma zona podías plantearte una visita a un profesional para que valorara la causa de ello.

 

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas los siguientes
Loading...

Leave a Comment