falsificar dorsal el dorsal Noticias 

No corras sin número cuando puedes falsificar el dorsal

Falsificar el dorsal es la nueva moda en las carreras populares. Los tiempo cambian y la especie “runner sine dorsalis” ha evolucionado en algo más sofisticado, dejando por el camino parte del sentido común que muchos corredores aún conservan. Ha nacido el “runner falsificant”, ¡capaz de crear una trama ilegal de corrupción de dorsales de la que muchos de nuestros políticos sienten envidia!

 Runner falsificant: su comportamiento y estrategia para falsificar el dorsal

Este especie de corredor no es muy diferente a simple vista de cualquier corredor honrado que paga (muchas veces con esfuerzo) el desorbitado precio de las carreras populares y sobretodo del maratón. Lo que distingue realmente al runner falsificant del otro tipo de corredor es su comportamiento antes, durante y después de la competición.

Antes de correr un maratón, junto a otros runners falsificant o de manera solitaria, idea una estrategia perfecta que le va a supone tener un dorsal idéntico al tuyo a un precio de 0 euros y con los mismos beneficios que tú. Podrá beber en todos los avituallamiento que él decida e incluso te robará el protagonismo en las fotos, ya que al buscar tu foto por el número de dorsal también lo verás a él en acción.

Para hacerlo le bastaría una burda fotocopia de un dorsal de un amigo o modificar una copia del dorsal de este y poner su número favorito.

Quién pretende falsificar un dorsal y correr un maratón se expone a ser cazado en cualquiera de los puntos de control al no pitar a su paso. Pero esto no sucede con el runner falsificant, este es consciente de ello, y de manera instintiva se acerca al resto de la manada de corredores poco antes de llegar al punto de control. Nadie se da cuenta que uno de esta especie pasa entremedio de un grupo de corredores que han pagado 70, 80, 90 o 100 euros por un dorsal.

Te interesa...  7 errores al entrenar para un maratón

Durante el transcurso de la carrera, el runner falsificant pasa desapercibido la mayor parte del recorrido. Es muy difícil que se cruce con el corredor al que ha robado la indentidad y lo identifique. Él disfruta y se bebe las botellas de los avituallamientos de 2 en 2, come frutos secos a puñados y almacena carbohidratos como si no hubiera mañana. Total lo están pagando los corredores honrados.

falsificar dorsal
Coincidencia o no, estos runners falsificant que aparecieron en Boston 2014 guardan mucha similitud entre ellos.

La llegada a la meta del runner falsificant es espectacular, realmente ha sufrido durante toda la competición y aparece cruzando la meta con una sonrisa (esta no es falsa como su dorsal) de oreja a oreja. Se mezcla con los otros corredores que han salido victoriosos de la prueba y desaparece sin más de la competición. Antes de eso, eso si, coge su medalla ilegítima y se va a su casa tan tranquilo: El runner falsificant ha cumplido su objetivo y vuelve a la madriguera a disfrutar del merecido descanso.

Días después de tal gesta es cuando los corredores honrados identifican a alguien que ha tenido el valor de falsificar el dorsal y la información empieza a correr como la pólvora por las redes sociales. El runner falsificant vuelve a salir al exterior a defenderse al sentirse amenazado.

Se forma una coalición de runners falsificant y las excusas comienzan a caer como su vergüenza: que si mi suegro me puso el dorsal a traición, que si amenazaron a mi familia para que corriera después de falsificar el dorsal  o la mejor de todas, que por las calles puedo correr sin tener que pagar.

Puedes correr por las calles gratis, pero no en el maratón

Esta es la respuesta, lo siento si la organización del maratón es un desastre, pero están cortando calles y dando un servicio que todos los corredores deben pagar. Si te parece caro (que es posible) no la corras y ya está.

Te interesa...  Quién es Alberto Salazar, el eterno sospechoso

Es obvio que la demanda de maratones ha aumentado y por lo tanto también los precios, pero correr con el dorsal falsificado no es solo una injusticia respecto a los corredores más honrados, sino que puede meter en problemas al que lo hace:

  1. El seguro de la carrera solo cubre a los corredores inscritos. Si un corredor que ha falsificado el dorsal se lesiona que se busque la vida.
  2. Según el art 248 del CP es una estafa. Nadie va a entrar en la cárcel por ello, pero la posibilidad de ser juzgado (por pequeña que sea) existe.
  3. Si el corredor que ha corrido después de falsificar el dorsal arrolla a otro corredor y le causa daños, que prepare la cartera porque tendrá que hacerse cargo él de los gastos.
Si te ha gustado este artículo, no te pierdas los siguientes
Loading...

Leave a Comment