buen entrenador de atletismoEntrenamiento 

6 cualidades que un buen entrenador de atletismo debería tener

¡Suscríbete a NoCorrasVuela para recibir todas las novedades!

Si te suscribes recibirás en tu correo los mejores artículos, promociones y novedades. ¡No te lo puedes perder!

Acepto que mi información sea transferida a MailChimp ( más información )

Nunca te mandaremos SPAM ni cederemos tu correo electrónico, te lo prometemos.

En los atletas, el verdadero salto de nivel se produce cuando estos consiguen ponerse en manos de un buen entrenador de atletismo. Los vinculos entre atleta y entrenador deben ser fuertes, y este último debe encontrar un punto de cercanía con su atleta que le permita empatizar con él. Todo esto sin perder la visión de cuál es el papel de cada uno en este deporte.

Por desgracia, no es tan sencillo encontrar un buen entrenador de atletismo. Una rápida busqueda con Google te abre los ojos acerca de la gran cantidad de personas que se anuncian ofreciendo sus servicios como técnico de atletismo. Desde grandes marketsplaces donde cada entrenador enseña sus cualidades e intenta convencer via online, pasando por prestigiosos Entrenadores Nacionales de Atletismo y terminando con personas que se ofrecen para entrenar con una titulación dudosa o careciendo directamente de ella.

Si buscas un buen entrenador de atletismo, de cualquiera de las disciplinas de este, tienes que fijarte en unas determinadas cualidades, no solo a nivel técnico-deportivo. Olvídate del precio, en los clubes de atletismo tienes entrenadores titulados dispuestos a entrenarte pagando tan solo la cuota del club.

El buen entrenador de atletismo no es el más famoso, sino el que saca de ti el mejor rendimiento posible.

Las 6 cualidades de un buen entrenador de atletismo

Las siguientes cualidades son las que definen a los buenos entrenadores. No siempre el primer entrenador que elijas puede ser el adecuado, pero con el tiempo encontrarás a alguien que consiga hacer despegar tu rendimiento.

1.Capacidad para motivar

Un atleta necesita tanto estar motivado como llenar de aire sus pulmones. Puedes tener la mejor genética, el mejor potencial e incluso el mejor entrenamiento, que si no hay motivación en su interior nunca llegarás a tu mejor nivel. La motivación no solo aumenta por las creencias del atleta, sino por el apoyo de los que están al alrededor.

El buen entrenador de atletismo lo sabe, y cuando ocurra una decepción será el primero en corregirte y comentarte todos los errores que has cometido, pero a la misma vez sacará de ti las fuerzas para que no te rindas y continúes fiel a tu objetivo.

La capacidad de motivación por parte de un entrenador es indispensable, pues si se vuelca plenamente en ti es porque tiene la confianza en que puedes mejorar, y por ello celebrará contigo las buenas marcas y te empujará hacia adelante cuando caigas.

Te interesa...  Hacer las series la semana después de una carrera: ¿es aconsejable?

2.Disciplina

No hay que confundir un entrenador que imparte disciplina con uno autoritario. El buen entrenador de atletismo consigue que el grupo de entrenamiento lo siga y cumplan con lo estipulado en su plan, pero en ningún momento se impone de manera autoritaria.

Si tu entrenador grita y se enfada cuando fallas en la parte técnica del entrenamiento, lo mejor que puedes hacer es pasar de él y buscarte a otro que valore el esfuerzo por encima de los resultados, y además tenga la diplomacia necesaria para que cumplas con su plan de entrenamiento sin tener que faltarte al respeto.

El buen entrenador de atletismo corregirá todos tus fallos pero sin dureza, haciendo que sigas con disciplina cada parte del entrenamiento para sacar lo mejor de ti.

3.Es humano y desprende empatía

Saber ponerse en las zapatillas de un corredor es una cualidad de la que no todos los entrenadores pueden presumir. El técnico de atletismo debe ser ante todo una persona que entienda a su atleta.

La empatía es la pieza base para crear un vinculo fuerte y orientado a objetivos entre el entrenador y su atleta. Si el atleta no se siente comprendido ni escuchado por quien es su mentor los resultados serán mediocres y la motivación acabará cayendo en picado.

Ser empático es necesario para trabajar con grupos de atletas completamente diferentes entre si, ya que cada uno de ellos siente y se expresa de una manera particular, y el entrenador tiene que ser capaz de entender a todos sus pupilos.

4.Es un estratega

Como pasa en las guerras, no siempre vence el mejor preparado, sino el más inteligente. En el atletismo hay que interiorizar la misma lógica.

El entrenador de atletismo se comporta como un estratega, diseña una estrategia perfecta que permitirá que el atleta explote en el momento indicado. El técnico planeará con inteligencia toda la temporada y no dejará a merced de la suerte ningún factor controlable.

Un buen técnico de atletismo tiene en su mente un plan a corto, medio y largo plazo para cada uno de sus atletas, además guarda con recelo diferentes planes alternativos por si los primeros fallan. Huye de los entrenadores que utilizan el mismo plan de entrenamiento para todos sus atletas, ya que cada atleta es único.

5.Tiene una gran formación y experiencia

He rechazado entrenar a lectores que han contactado conmigo a través de esta página, la razón es bien simple: no soy entrenador. Si hubiera querido podría haberme sacado un dinero extra haciéndolo, pero habría entrado de lleno en un terreno sucio y pantanoso, el del intrusismo profesional. Soy redactor y escribo sobre mi gran pasión, si en algún momento quiero entrenar a alguien me formaré para ello.

Te interesa...  Series de 300 metros: entrenamiento explosivo y con increíbles resultados

Si encuentras un entrenador de atletismo que te cobra 300 euros al mes no tengas reparo en solicitarle todo su currículum profesional. Si es un entrenador serio te mostrará cada uno de sus títulos y te relatará su experiencia. En el caso que sea un vendehumos evitará a toda costa hablar sobre el tema, en este caso mi consejo es que gastes el dinero en algo mejor.

Hoy en día, cualquier deportista se cree con los conocimientos y la práctica necesaria para entrenar a atletas novatos. Pero no solo es necesario practicar deporte, sino tener un don para enseñar. Si quieres encontrar un buen entrenador de atletismo lo puedes buscar el los clubes de atletismo de tu ciudad, de esta manera te asegurarás que quién te entrena tiene una formación mínima para ello.

6.Es creativo

El buen entrenador de atletismo no siempre sigue las pautas marcadas por los manuales de atletismo, sino que tiende a innovar nuevas manera de entrenar para conseguir grandes resultados.

Cuando visitas una pista de atletismo ves a una gran parte de atletas haciendo un entrenamiento similar, los mismos tipos de series y ejercicios de fuerza. Hay atletas que siguen levantando las pesas tal y como se hacía 30 años atrás.

Si consigues ponerte en manos de un técnico creativo descubrirás facetas novedosas del entrenamiento que te aportarán grandes beneficios. Entenderás que en los pequeños detalles está la diferencia entre un atleta bueno y otro excepcional.

Perfil de autor

Jesus Aguilar Lopez
Jesus Aguilar Lopez
Corredor por vocación y redactor por convicción. Correr me permite fluir y conseguir mis objetivos vitales, mientras que escribir en este blog llena mi alma inquieta de preguntas.
Me siento afortunado por poder plasmar con letras y compartir con el mundo todo lo mágico que tiene la carrera a pie.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.