¿Cómo correr con hijos? Un verdadero reto

Tabla de contenidos

Correr con hijos es un verdadero reto, comparable con la prueba más dura en la que puedes competir y no lo digo a modo de exageración. Tener un hijo y compaginarte los entrenamientos con sus horarios es una tarea complicada que, sumada al cansancio extra, hace que correr se complique un poco.

Aquí te voy a explicar que es correr siendo padre, en el sentido de que te cambia toda tu vida y, como no iba a ser menos, también afecta a tu afición por correr.

¿Que significa correr después de ser padre?

La paternidad, o la maternidad, es una experiencia que te llena mucho, pero también supone un cambio de hábitos de un día para el otro. Ya tienes una persona que depende enteramente de ti y por ello vas a tener que adaptar tu día.

Hablaré de correr en la paternidad, como me ha afectado a mi y como me organizo para poder sacar todos los entrenamientos de la mejor manera posible. Te adelantaré que casi no me he perdido entrenamientos desde que soy padre, gracias a poder organizarme todo y, sin engañar a nadie, quitar un tiempo al sueño.

Te será de utilidad...  La mejor manera de perder peso corriendo

Una de las cosas que te quiero transmitir es que si que vas a poder correr siendo padre, que es compatible y que continuarás con la motivación.

Lo que te vas a encontrar al correr siendo padre, y lo que tendrás que hacer

Varias cosas son las que tendrás que hacer durante tu etapa como padre para poder entrenar de la misma manera.

Asimilar que habrán días que estarás más cansado

Si antes de ser padre ya habían días en los que el entrenamiento era lo que menos apetecía debido a las obligaciones del trabajo, cuando nace un niño el cansancio se multiplica.

No solo por estar pendiente de él o ella durante todo el día, también por si tienes la (mala) suerte de que no duerme correctamente. Si tu hijo o hija no duerme por las noches asume que tu tampoco lo harás, no te recuperarás igual de los entrenamientos y acabarás el día con poca energía.

No pasa nada, es una etapa que te tocará vivir y la tendrás que llevar lo mejor que puedas, por lo que si un día te encuentras cansado lo mejor es cambiar la sesión de entrenamiento por otra más ligeras. Si tienes series y no te encuentras con energía, cámbialo por un rodaje a ritmo lento y haz las series otro día de la semana en la que te encuentres mejor.

Te será de utilidad...  Pasión por correr kilometros: el verdadero secreto de tus marcas

Adapta el horario de entrenamiento a tu hijo o hija

Si quieres salir a correr con un hijo lo más importante si quieres pasar tiempo de calidad con él es que salgas a correr durante sus horas de sueño, ¡no hay otra!

Si estás acostumbrado a salir al mediodía te costará el cambio, pero valdrá la pena entrenar por la noche para pasar esas horas con tu hijo o tu hija. Piensa que él tiempo que no pases con tu hijo o hija no lo recuperarás nunca, mientras que correr lo puedes hacer en cualquier momento.

En mi caso, entrenaba siempre a mitad de la tarde, sobre las 17:00, pero ahora quedo a merced de lo que quiera mi hijo, si él se va a dormir a las 20:00 es en ese momento cuando me calzo las zapatillas y salgo a correr.

Asumir que perderás algún entrenamiento

Al tener un hijo irremediablemente tu vida no la podrás organizar al 100%, ya que habrán situaciones que te descolocaran tu planning por completo.

Te será de utilidad...  3 mitos que debes eliminar de tu rutina de ejercicio para correr más rápido

Cómo correr es una pasión saludable, pero no vivimos de esto, hay que asumir que es posible que te sales alguna que otra sesión de entrenamiento, pero es que no pasa nada y no es un drama.

Si un día por qué tu hijo está malo o por cualquier otro motivo no puedes salir a correr relájate, que ese entrenamiento perdido no va a suponer una gran diferencia en tus marcas.