corre con agujetasEntrenamiento 

Corre con agujetas y recupérate antes

Entre 24 y 48 horas después de un duro entrenamiento es normal sentir dolor muscular y falta de fuerza en los músculos, son las famosas agujetas. Despertarse un día con un dolor en todo el cuerpo no es la mejor manera de empezar el día, pero si quieres terminarlo bien corre con agujetas y veras como la recuperación de estas es mucho más rápida.

Aunque hay una gran cantidad de mitos acerca de las agujetas que no tienes que creer, correr con agujetas es algo que debes hacer si quieres acelerar la recuperación de un entrenamiento duro.

Te interesa...  ¿Eres un corredor volador? Tranquilo, que todo tiene solución

Corre con agujetas para librarte de ellas

Cuando ha sonado el despertador esta mañana y te has levantado para ir a trabajar has sentido un tremendo dolor en tus piernas y te has acordado de las series del día anterior, donde disfrutabas de los hachazos que les dabas a tus compañeros de entrenamiento en los últimos metros de las mismas. Ahora con este dolor no serías tan valiente, de hecho dudas que puedas rodar con tranquilidad, pero lo único que es: te corre con agujetas si quieres deshacerte de ellas.

Si las agujetas aparecen es porque te has exigido demasiado en tu último entrenamiento, y si las quieres vencer no te sirve de nada quedarte tumbado en la cama.

Ahora que el mal ya está hecho te tocará solucionarlo y no lo harás tampoco tomando agua con azúcar, la mejor manera es corriendo.

Te interesa...  Correr 30 minutos seguidos: el primer paso hacia tu gran objetivo

Corre con agujetas y la musculatura que sufre se recuperará antes. La práctica de la carrera a pie al día siguiente de un duro entreno favorece la circulación sanguínea en la zona, por lo que los nutrientes llegan a los músculos y las toxinas son recogidas por la sangre.

Pero no sirve correr de cualquier manera, lo ideal es salir a correr como mucho 40 minutos y a un ritmo lento. Si vuelves a entrenar duro no solo no te recuperarás, sino que aumentará el riesgo de sufrir lesiones.

Cómo las agujetas han aparecido por falta de costumbre del músculo a la intensidad que lo has sometido, es normal sentirte pesado al día siguiente pero de ninguna manera debes renunciar a tu entrenamiento por sufrir agujetas. Por lo que si estás dolorido por el entrenamiento no lo dudes: corre con agujetas.

¡Suscríbete a NoCorrasVuela para recibir todas las novedades!

Si te suscribes recibirás en tu correo los mejores artículos, promociones y novedades. ¡No te lo puedes perder!

Acepto que mi información sea transferida a MailChimp ( más información )

Nunca te mandaremos SPAM ni cederemos tu correo electrónico, te lo prometemos.

Perfil de autor

Jesus Aguilar Lopez
Jesus Aguilar Lopez
Corredor por vocación y redactor por convicción. Correr me permite fluir y conseguir mis objetivos vitales, mientras que escribir en este blog llena mi alma inquieta de preguntas.
Me siento afortunado por poder plasmar con letras y compartir con el mundo todo lo mágico que tiene la carrera a pie.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.