¿Hacer pesas antes o después de correr?

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en email

Una de las preguntas que te habrás hecho es si debes hacer pesas antes o después de correr, así como los beneficios que tiene hacerlas en un momento u otro.

La verdad es que tanto hacer las pesas antes de correr, como hacer pesas después de correr tiene ventajas y desventajas, que encontrarás en este artículo.

Beneficios de hacer las pesas antes de correr

Si tu objetivo principal está en ganar fuerza y perder peso, deberías hacer la sesión de pesas antes de salir a correr.

La razón es que si hicieras primero el entrenamiento de carrera, completamente aeróbico, consumirías parte del glucógeno que necesitarás para levantar pesas, por lo que el entrenamiento de fuerza no sería tan efectivo. Pero además, si primero haces pesas y luego sales a correr estarás aumentando la perdida de grasa, ya que es la energía que utilizará tu cuerpo para correr, pues el glucógeno ya se habrá gastado en la sesión de fuerza.

Te interesa...  Complementar el running con el ciclismo en casa

Entrando en el rendimiento de la carrera posterior a las pesas hay que añadir que si haces pesas antes de correr, no podrás llevar a cabo entrenamiento exigentes como las series o los cambios de ritmos, ya que no tendrás las reservas de glucógeno y tus músculos estarán fatigados por el entrenamiento de fuerza.

Beneficios de hacer las pesas después de correr

La otra opción es hacer pesas después de correr. Eso si, la sesión de carrera previa no debería ser de una intensidad elevada ni tampoco de una duración larga.

Al hacer ejercicios de fuerza después del entrenamiento estás priorizando el entrenamiento de carrera, en el sentido que tendrás la suficiente energía para terminarlo con éxito. Además, tus músculos no estarán cansados para correr, como si pasaría si las pesas las hicieras antes de correr.

La sesión de fuerza después de correr no la deberías hacer con grandes pesos, si no más bien con pesos moderados para no lesionar un músculo que estará fatigado después del entrenamiento de carrera.

Te interesa...  Hacer series cortas correctamente: algunos consejos que te ayudarán

Cómo conclusión

El entrenamiento de fuerza es indispensable si buscas correr más rápido y con menos lesiones. Al final es otra sesión de entrenamiento que debes hacer semanalmente de manera específica.

Al correr no se fortalecen las piernas, por ello es necesario esta sesión de pesas con las que fortalecer toda la musculatura implicada en el desarrollo correcto de la carrera, como son las piernas, brazos y la zona del core.

Dependiendo del momento de la temporada en la que te encuentres esta sesión la harás con más o menos pesos, ya que en períodos de competición la carga se reduce para no llegar a la carrera con fatiga, mientras que al principio de la temporada los entrenamientos de pesas son más exigentes.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook