La importancia la genética en el rendimiento del corredor

Tabla de contenidos

La capacidad y el rendimiento de los corredores dependen de una serie de factores, incluyendo el entrenamiento, la experiencia y la genética. Muchos corredores experimentados determinan que la genética es uno de los factores más importantes a la hora de determinar su rendimiento. 

La genética es el estudio de la biología heredada, donde los genes de los padres se pasan a los hijos. La genética del corredor es la ciencia que estudia cómo los genes pueden afectar el rendimiento físico de los corredores

Esta ciencia investiga cómo los factores genéticos influyen en el rendimiento de los corredores, así como cómo identificar y aprovechar estos factores. En este artículo, explicaremos la importancia de la genética en el rendimiento de los corredores y cómo aprovecharla para mejorar el rendimiento.

La genética del corredor

La genética del corredor es el estudio de los factores genéticos que influyen en el rendimiento de los atletas de carreras. Estos factores genéticos pueden incluir el tamaño y la composición del cuerpo, la resistencia y la energía, la velocidad y la resistencia, así como la capacidad para recuperarse y prevenir lesiones. 

Te será de utilidad...  Supercompensación: así asimila tu cuerpo el entrenamiento

La genética es una herramienta invaluable para los corredores que buscan alcanzar el mejor rendimiento posible. Conocer los factores genéticos es la clave para mejorar el rendimiento.

Factores genéticos que influyen en el rendimiento

Los factores genéticos que influyen en el rendimiento de los corredores incluyen el tamaño del cuerpo y la composición de la sangre. De hecho, aunque no es la única forma en la que la genética afecta el desempeño, los expertos creen que estos factores tienen un papel importante que desempeñar.

El tamaño del cuerpo, junto con la densidad ósea, el porcentaje de grasa y el nivel de masa muscular, afecta directamente el desempeño de un corredor. Un cuerpo más grande, por ejemplo, tiene una mayor masa muscular, lo que le permite generar una mayor fuerza y ​​velocidad para correr.

Del mismo modo, la composición de la sangre también puede influir en el desempeño de los corredores. Se debe a que la sangre contiene una mayor cantidad de oxígeno para los músculos, lo que les permite trabajar con mayor intensidad durante el ejercicio. Es decir, los corredores con un mayor número de glóbulos rojos y una mejor distribución de los mismos en la sangre tendrán una mayor resistencia en carrera.

Te será de utilidad...  Músculos del abdomen (Parte I)

Identificar factores genéticos

Los expertos pueden utilizar pruebas genéticas para identificar los factores genéticos que influyen en el rendimiento de los corredores. Estas pruebas ayudan a determinar si un corredor tiene una predisposición genética para la resistencia, la velocidad, la fuerza y otros factores importantes que afectan el rendimiento. 

También, pueden ayudar a identificar los factores genéticos que pueden contribuir a lesiones y fatiga excesivas. Estas pruebas son utilizadas por los entrenadores y los atletas para diseñar planes de entrenamiento enfocados en los puntos débiles y fortalezas genéticas de cada corredor.

Herramientas de entrenamiento basadas en la genética

Los expertos de rendimiento deportivo utilizan la genética para diseñar planes de entrenamiento individualizados para los corredores. Estas herramientas de entrenamiento basadas en la genética pueden ayudar a los corredores a mejorar su rendimiento al identificar los factores genéticos que influyen en el rendimiento. 

Por ejemplo, los planes de entrenamiento basados en la genética pueden ayudar a los corredores a determinar cuáles son las mejores formas de entrenar para un mejor rendimiento, así como cómo controlar la nutrición para obtener los mejores resultados. 

Te será de utilidad...  La elíptica: un gran aliado de los corredores

Además, pueden ayudar a los corredores a identificar sus puntos fuertes y débiles, lo que les permite trabajar en los ámbitos específicos para mejorar su rendimiento.