Las lesiones más frecuentes en el running: cómo evitarlas y tratarlas

Tabla de contenidos

Correr es un ejercicio tan antiguo como práctico. Con el paso de los años, ha llegado a convertirse en un deporte propio que aglomera a millones de personas año tras año: el running. El único problema que tiene es que no todo el mundo es consciente de las lesiones que se pueden sufrir por una mala práctica.

¿Hay que ir con miedo? Lo cierto es que no. Con una buena práctica y con la ayuda adecuada, todo puede ir como la seda en la senda del running. Ten en cuenta que, en caso de lesionarte, existen numerosos productos para lesiones deportivas que te ayudarán a aliviar el dolor. Pero vamos a ahondar mucho más en esto a continuación. Vamos a ver las lesiones más frecuentes en el running y qué hacer con ellas.

Las lesiones más frecuentes entre los runners

El running es un ejercicio fácil de ejecutar, pero no tanto de dominar. Las malas prácticas, el exceso y el descuido suelen llevar a lesiones que son, tristemente, de lo más habituales. Aquí vamos a ver los casos más frecuentes entre corredores, aquellos a los que tienes más probabilidades de enfrentarte en caso de lanzarte a formar parte del mundo de los runners.

También, para ayudarte, vamos a explicarte cómo se manifiestan estas lesiones, cómo se pueden evitar y, por supuesto, cuál es el mejor tratamiento en caso de sufrirlas. Vamos a darte todo lo que necesitas para que estés bien informado, y para que no tengas miedo en caso de sufrir alguna lesión por practicar running. En definitiva, para que puedas disfrutar de este saludable y completo deporte como el que más.

Te será de utilidad...  Los ingredientes imprescindibles en tu suplemento deportivo

Periostitis tibial

La periostitis tibial es una inflamación que se produce en el periostio de la tibia, que es la membrana que recubre estos huesos. Se detecta fácilmente, porque causa un dolor muy fuerte en la zona interior de la pierna, o incluso puede hacer que aparezcan una especie de bolitas a lo largo de toda la tibia.

Sucede principalmente por la sobrecarga, por hacer cosas como elevar la intensidad del entrenamiento sin hacerlo de forma suave. Los músculos no están listos y, por lo tanto, sufren daño. Evitarlo es tan simple como elevar la intensidad de forma gradual y, sobre todo, correr por superficies blandas. En cuanto a la recuperación, reposo y nada de ejercicio en una buena temporada.

Síndrome de la cintilla iliotibial

El síndrome de la cintilla iliotibial es más conocido como la rodilla del corredor. Es una inflamación que se da en el tendón que una la rodilla con la cadera. El problema de este es que suele causar un dolor prominente tanto en la zona externa de la rodilla como en las caderas, impidiendo la movilidad.

Para evitar esta lesión, hay que espaciar las sesiones de running y asegurarse de mantener una buena técnica de carrera (y usar el calzado adecuado) al correr. En caso de sufrirla, lo más recomendable es cesar la actividad e incluso otros deportes que afecten a las piernas. Al tiempo, ir realizando ciertos ejercicios y volver poco a poco al running. Es la forma más segura y eficaz de recuperarse.

Te será de utilidad...  Cómo tu dentista podría ser el aliado inesperado para tu próximo maratón

Contracturas musculares

Las contracturas musculares son algo que está a la orden del día con el running. El querer hacer un par de kilómetros más, moverse por un terreno más complicado o, simplemente, empezar a correr en frío, son cosas que acaban provocando esos tirones, calambres y contracturas tan molestos.

La mejor forma de evitar este tipo de lesión es calentar y estirar siempre antes y después de la sesión de carrera. Además de eso, es vital no proponerse metas demasiado exigentes y no ir a más salvo que se pueda conseguir el objetivo actual con soltura. En caso de contractura, es bueno estirar la zona afectada y masajearla. Por otra parte, puedes usar tratamientos específicos. Dermaplast active ofrece una gama muy completa de productos para aliviar el dolor de las lesiones musculares

Tendinitis rotuliana

El problema que más afecta a la mayoría de corredores y runners en general. La tendinitis rotuliana es una inflamación del tendón rotuliano, el responsable de unir la pierna con el hueso de la rótula. Este problema suele darse principal,ente por una sobrecarga de ejercicio y por la realización continua de movimientos repetitivos (algo lógico al correr).

Te será de utilidad...  ¿Cuáles son los tratamientos efectivos para lesiones en runners?

Es algo que suele notarse primero como una pequeña molestia en la zona de la rodilla, pero que, con el paso del tiempo, se va agravando y agravando hasta imposibilitar la carrera, sobre todo al flexionar. La mejor forma de evitarlo es dar zancadas más cortas y hacer estiramientos de pantorrilla y cuádriceps. Se recomienda reposo y analgésicos. En caso de ir a peor, habrá que proceder con fisioterapia.

Con esto cierra nuestra recopilación. Son las lesiones más habituales y, como habrás podido ver, también son sumamente fáciles de evitar y de tratar. Al final la clave, como decíamos, está en llevar a cabo una práctica adecuada y bien ajustada.