6 situaciones impactantes en runners que te sorprenderán

Tabla de contenidos

Los runners disfrutan permanentemente de los beneficios del deporte, como mejorar la salud física y mental, aumentar la resistencia y experimentar la satisfacción de cruzar la línea de meta. Sin embargo, como en cualquier actividad, hay situaciones impactantes que pueden sorprender incluso a los más experimentados. 

Si bien el mundo actual abunda de sucesos de alta repercusión en el deporte, te mostramos seis ejemplos de situaciones impactantes. Estas -cabe aclarar- no son tan frecuentes, pero tampoco debes sentir que eres de otro planeta si te ocurren, además de que tienes que estar preparado.

Pérdida de uñas de los dedos de los pies

Es especialmente frecuente en corredores de larga distancia. La razón principal radica en la fricción constante y repetida entre el calzado y las uñas de los dedos de los pies mientras recorren un kilómetro tras otro. 

Cabe destacar que la fricción hace que las uñas se vuelvan negras, se desprendan o incluso se caigan por completo. Si bien esto no representa un peligro para la salud, sí resulta un espectáculo impactante y que, claro está, nadie quisiera padecer.

Te será de utilidad...  ¿Qué lesiones ligamentarias existen?

Chub rub

Conocido también como el roce de los muslos es un problema incómodo que afecta a muchos runners. La fricción constante entre los mismos durante una carrera puede devenir en irritación y rozaduras dolorosas. Para evitarlo, se pueden utilizar cremas anti-rozaduras o pantalones deportivos que ofrezcan una mayor cobertura y reduzcan la fricción entre los muslos.

Lesiones inesperadas

Incluso los runners más experimentados enfrentan lesiones inesperadas, dado que es, muchas veces, algo ajeno. De hecho, hasta suceden luego de efectuar un buen precalentamiento. Desde esguinces de tobillo hasta fracturas por estrés, estas lesiones pueden ser dolorosas y desalentadoras. 

En cualquier caso, la imprevisibilidad de las lesiones implica un desafío y una sorpresa para muchos corredores, a tal punto de que resulta imposible que no afecte. La prevención es clave: escuchar a tu cuerpo, darle el descanso necesario y mantener una técnica adecuada de carrera son pasos esenciales para evitar inconvenientes graves.

Calambres musculares

Constan de una experiencia desagradable y sorprendente para los runners, y con la particularidad de que no duran mucho tiempo ni tampoco son graves. Tienen lugar por varias razones; por ejemplo, la deshidratación, falta de minerales esenciales o agotamiento muscular.

Te será de utilidad...  ¿Cuál es el porcentaje de grasa corporal recomendado para corredores y corredoras?

Cambios corporales inesperados, otra que deriva en situaciones impactantes

Algunos corredores pueden experimentar una pérdida significativa de peso debido al gasto calórico constante, mientras que otros lo aumentan a medida que desarrollan masa muscular. En ambos casos, la percepción que tienes de tu cuerpo se ve alterada y requiere de una adaptación de tu rutina de entrenamiento y dieta.

Acciones de rescate inesperadas

Tal como su término lo indica, representa otra de las situaciones inesperadas para runners. Sucede, por ejemplo, en climáticas extremas, lesiones graves o la pérdida de orientación y los runners (en realidad, cualquier deportista) necesitarán de ayuda o ser rescatados por equipos de emergencia. Al no ser algo sencillo, sino complejo, marca incluso un antes y un después para siempre.

En conclusión, el running es una actividad emocionante que puede llevar a situaciones sorprendentes. Aunque estas situaciones impactantes pueden ser desafiantes, con la preparación adecuada y el cuidado personal, se generan las condiciones para impedir estos obstáculos o reducir las probabilidades de que ocurran y, en consecuencia, seguir disfrutando de los numerosos beneficios de este apasionante deporte. 

Te será de utilidad...  La importancia del sueño para los deportistas: estos son sus beneficios

Cabe destacar que las situaciones impactantes están presentes en todo tipo de actividad o acción de la vida cotidiana, a tal punto de que nadie es ajeno a las mismas. En este sentido, el running no es la excepción, por lo que tienes que prepararte física y mentalmente en todo momento.