<style>.lazy{display:none}</style>

El increíble motivo del positivo por EPO de Zane Robertson

Tabla de contenidos

Que el dopaje es algo que está extendido en el mundo del atletismo nadie lo niega, como tampoco que muchos de los atletas que son cazados y dan positivo se inventan alguna excusa para intentar salir lo mejor parados posibles, pero lo de Zane Robertson está dentro de las mejores justificaciones.

Para ponernos en situación Zane Robertson es el actual plusmarquista de Oceanía de los 10 kilómetros, con 27:28, y de medio maratón, con 59:47, y desde hace muchos años entrena en Iten, Kenia. Es un veterano en el atletismo, que con 33 años anunció la retirada el 3 de febrero del 2023.

Lo que no se esperaba Zane Robertson es tener que lidiar con un positivo en EPO, en la Great Manchester Run, celebrada el pasado 22 de mayo y argumentar que el positivo viene a raíz de que un médico de Kenia le inyectó la sustancia cuando lo vacunó contra la COVID-19.

¿Cómo ha sido sancionado Zane Robertson?

Si en mayo de 2022 a Zane Robertson lo sorprendieron en una prueba de dopaje, la resolución del Tribunal de Deportes de Nueva Zelanda ha tenido en cuenta no solo el positivo, por el que le prohiben competir durante 4 años, también 4 años más de sanción por intentar manipular el control de dopaje.

Te será de utilidad...  Manuel Alonso rompe otro récord del mundo M85: ¡el de 1.500 metros!

Según Robertson, él había asistido a un centro médico en Kenia para vacunarse contra la COVID-19, pero parece ser, según su versión, que dentro de la vacuna había EPO, sustancia prohibida y dopante. Para justificarlo, proporcionó las declaraciones juradas de médicos kenianos, el informe del hospital ,así como la declaración de un testigo.

No obstante, según la sentencia, Robertson proporcionó pruebas manipuladas. El vicepresidente del centro médico aseguró que a Robertson no se lo administró EPO, así como tampoco había asistido a ninguna visita en la fecha que señalaba. Por otro lado, de los dos médicos que supuestamente lo trataron, uno era técnico de laboratorio y el otro no trabaja en dicho centro

En definitiva, Zane Robertson estará 8 años sin poder competir, por lo que no sería hasta el 2030 cuando podría volver a correr a nivel élite. Por decirlo de otra manera, a Robertson lo han retirado de por vida de la competición de alto nivel, ya que con 41 años que tendrá en su vuelta, no tendrá el nivel necesario.

Te será de utilidad...  La RFEA la lía, y mucho, con Carles Castillejo y Marta Galimany
Optimized with PageSpeed Ninja