Jakob Ingebrigsten bate el récord del mundo en 1.500 metros y agranda la leyenda

Tabla de contenidos

Jakob Ingebrigsten se ha convertido en el primer hombre en bajar de 3:31 en pista cubierta, consiguiendo el récord del mundo de 1.500 en pista cubierta. 3:30.60 es el tiempo de una leyenda en pleno ascenso que, con solo 21 años, se presupone que no será el último récord que rompa.

Una victoria mayúscula para el noruego, teniendo en cuenta que el segundo clasificado y anterior recordman de la distancia, Samuel Tefera, no pareció hacerle sombra en ningún momento de la carrera.

Lo anterior sucedió en la reunión de Liévin, donde a pesar de haber atletas de la talla de Ignacio Fontes o el polaco Marcin Lewandowski, todas las miradas estaban puestas en Tefera e Ingebrigsten.

Control total de la carrera por parte de Jakob Ingebrigsten

Desde el disparo de salida Jakob Ingebrigsten dio muestras de tener bajo control la carrera, corriendo relajado, en la cabeza de carrera, pero dejando que dos grandes liebres como son Erik Sowinski (1:44.58 en 800 metros) y Julian Ranc (3:37.74 en 1.500 metros) tirasen de la carrera.

En el 900 se retira Julian Ranc, habiendo llevado un ritmo a principio de carrera (con picos de 26 km/h) que ya hacía presagiar los 3:30 que conseguiría después Jakob. En el 1.000 es Sowinski quien se aparta para dejar paso a un mano a mano entre Ingebrigsten y Tefera.

Te será de utilidad...  Eliud Kipchoge: la historia de la bestia africana

Es a partir del 1.000 donde se ve claramente el control de Ingebrigsten sobre la carrera, dejando a Tefera simplemente con el objetivo de que el noruego no le fuera sacando cada vez más metros.

En las últimas 3 vueltas a la pista cubierta el noruego fue de menos a más, pasando de 28.43 a falta de 2 vueltas, 27.98 a una vuelta, y cruzando la línea de meta con una vuelta de 27.54. Una auténtica barbaridad que le valió para terminar en 3:30.60 y convertirse en el primer hombre en bajar de 3:31 en pista cubierta.