¿Puede un corredor popular convertirse en atleta profesional?

Tabla de contenidos

El sueño de muchos corredores populares es convertirse en atleta profesional, de esos que ganan las grandes carreras y compiten en los mejores campeonatos. No es para menos ese sueño, pues todos los que corremos sentimos una gran satisfacción en hacerlo, pero si encima nos pudiéramos dedicar a ello profesionalmente sería genial. ¿Es esto viable?

Seguro que has leído casos de corredores populares que, de una temporada a otra han dado el salto a la élite. ¿Cómo ha sido eso posible? ¿Lo podrás hacer tu también?

Lo que hay detrás de los corredores populares convertidos en élites

Yuki Kawauchi es un ejemplo de estos atletas populares que dieron el salto a la élite y es el prototipo que muchos esperan seguir. Un atleta que cuando no se dedicaba profesionalmente al atletismo trabaja de conserje durante todo el día, entrenaba duro por la mañana y descansaba por la noche. Un buen día, después de vencer en el Maratón de Boston, decidió dar el salto y profesionalizarse.

Es una historia muy bonita y épica, pero desde luego que Kawauchi, como pasa con casi todos los “populares” que dan el salto a la élite, no era un atleta popular del montón.

Te será de utilidad...  5 grandes maratones españolas: este es el reto creado por Zurich

En 2012, fecha en la que corrió el Maratón de Tokio y quedó tercero con un tiempo de 2:08:37, se referían a él como atleta popular, cuando lo cierto es que no es tan claro que fuera así. Vale, no vivía de ello, pero no conozco a nadie capaz de correr a ese ritmo en un maratón y moverte en ritmos cercanos es estar mucho más cerca de la élite que de los populares que compiten cada fin de semana.

No solo eso, en el año 2007 ya era capaz de correr un 5.000 en pista en un tiempo de 14:22.86 y en 2009 lograba bajar de los 14 minutos al correr en 13:59.73

Lo que me quiero referir con esto es que los corredores populares del montón (entre los que me incluyo) nunca van a ser corredores de élite, salvo en contadas y sonadas excepciones, y aquellos que lo consiguen serlo no son los que corren 10 kilómetros en 35 minutos, si no los que se mueven en 30-31 minutos y aún tienen un cierto margen de mejora, además de ser jovenes.

Por lo que soñar con ser un corredor profesional está muy bien, pero o bien estás en la situación anterior o eres muy joven y tienes muchos años para mejorar, o no serás un atleta de élite.

Te será de utilidad...  ¡Nasra Ali Abukar corre los 100 metros más lentos de la historia!