¿Cómo reducir el abdomen corriendo?

Tabla de contenidos

Correr es el deporte más completo, de eso no cabe duda. Corriendo puedes quemar más de 400 calorías en media hora de entrenamiento, trabajas la capacidad del corazón, reduces la ansiedad y mejoras tu forma física.

El running es uno de los deportes más utilizados para reducir abdomen, pero correr no es lo único que deberías hacer si tienes como objetivo perder unos kilos o mantenerte en tu peso.

¿Cuáles son los diferentes métodos para reducir el abdomen?

Pensarás que uno de los métodos para reducir el abdomen es pasar por cirugía, pero de hecho no habíamos pensado en este método en ningún momento, pues manteniendo ciertos hábitos puedes conseguir un abdomen plano sin necesidad de cirugía.

Hay muchos métodos alternativos para reducir el abdomen sin cirugía, pero si nos centramos solo en correr para reducir el abdomen, debes tener en cuenta lo siguiente:

Corre por lo menos 3 días a la semana

Planificarte el entrenamiento 3 días a la semana es básico para conseguir reducir el abdomen y perder peso. Menos de esos días puede ser insuficiente, ya que no quemarás en la totalidad de la semana las calorías necesarias.

Te será de utilidad...  Los mejores alimentos para después de hacer ejercicio

Por otro lado, cada sesión debería ser de al menos 30 o 40 minutos, ya que de esta manera se quemarás muchas más calorías cada día.

Haz un entrenamiento variado

Salir a correr no significa hacer siempre el mismo entrenamiento. Si lo haces tu cuerpo se adaptará a ello y cada vez quemarás menos calorías, por lo que no perderás peso o te costará controlarlo.

Para evitar esto, lo ideal es que vayas variando el entrenamiento cada semana. Una sesión de entrenamiento puede ser un rodaje de 40 minutos a ritmo lento y otra de ellas unos cambios de ritmo, unas cuestas o unas series. Al entrenar en diferentes intensidades la quema de calorías aumenta.

Vigila la comida postentrenamiento

Que hayas quemado 400 o 500 calorías en un entrenamiento no te da derecho a pasarte con la comida de recuperación. Cuando llegas de entrenar es posible que sientas mucha hambre y que si no la controlas, acabes devorando lo que encuentres en la nevera.

Te será de utilidad...  Talalgia: ¿que significa este diagnóstico?

Tienes que ser consciente de lo que necesitas una vez acabado el entrenamiento. Esto es, carbohidratos para recuperar energía, como puede ser fruta, y algo de proteínas para reparar los músculos.

Fortalece tus piernas

Si quieres reducir el abdomen tendrás que fortalecer toda la musculatura de tu cuerpo, eso está claro, pero también es cierto que poniendo especial énfasis en las piernas quemarás más calorías.

Lo anterior sucede por dos razones:

La primera de ella es que los músculos más grandes consumen un mayor número de calorías, por lo que si consigues muscular las piernas, estas consumirán más calorías y estas no se quedarán sin quemar.

Lo segundo es que a más fuertes tengas tus piernas, a un mayor ritmo podrás correr lo que repercutirá directamente en el consumo calórico durante el entrenamiento.