¿Cuáles son los beneficios psicológicos del running?

Tabla de contenidos

Los beneficios psicológicos del running son innumerables. El running es una forma excelente de ejercicio aeróbico que ayuda a reducir el estrés, mejorar la salud mental y el bienestar general. Esto se debe a que la actividad regular (como correr) libera endorfinas, las hormonas del placer, en el cerebro. Estas endorfinas mejoran el humor, promueven la sensación de relajación y alivian los sentimientos de ansiedad y depresión.

Además, correr también ayuda a desbloquear la mente y da un respiro mental para afrontar los problemas cotidianos. Muchos corredores dicen que su rendimiento mejora cuando se toman descansos regulares para salir a correr o hacer ejercicio aeróbico similar. Correr les permite alejarse de los problemas diarios por un momento mientras liberan energía acumulada durante el día. Este es uno de los beneficios psicológicos del running mejor valorados.

Correr también proporciona una sensación de logro cuando se completa un objetivo como superar tu propia marca personal en un entrenamiento o carrera determinada. La satisfacción de ver resultados positivos puede motivarte para continuar con este estilo de vida saludable que te llevará lejos del sedentarismo y otros hábitos no saludables tales como fumar o beber excesivas cantidades de alcohol.

Por supuesto, también hay beneficios sociales relacionados con el running: muchas personas disfrutan reunirse con sus amigos mientras corren juntos o participan en eventos deportivos organizados comunales para compartir su experiencia y apoyarse mutuamente en su camino hacia la meta final. Correr junto con otros contribuye al sentido general de satisfacción colectiva al mismo tiempo que fomenta las buenas relaciones entre amigos y familiares.

Te será de utilidad...  Las causas de porque nos lesionamos cuando corremos

Mas allá de los beneficios psicológicos del running

Y no debemos pasar por alto los beneficios ambientales del running: al elegir maneras más ecológicas para mantenernos activos, evitamos los contaminantes gases producidos por vehículos motorizados así como podemos disfrutar del contacto directo con nuestro medio ambiente natural rodeado por árboles frondosos, zonas verdes u otros paisajes naturales encontrados durante nuestra ruta habitual.. Todo esto contribuye a nuestro bienestar general físico y mental ya qué nos permite desconectarnos durante largos períodos sin preocuparnos por nada más qué lo que tenemos justo ante nosotros incluso si solo es para disfrutar.