Esto es lo que debes cenar antes de una carrera

Tabla de contenidos

Es tan importante lo que comes como lo que corres, sobretodo si compites el día siguiente. Lo que vayas a cenar antes de una carrera va a marcar tu rendimiento en esta.

Si te excedes cenando notarás pesadez y molestias pero si te quedas corto tu cuerpo no tendrá energía para correr rápido.

Por esto, lo que vayas a cenar tiene que ser lo adecuado para darte la suficiente energía sin cargar tu cuerpo de calorias vacías.

Que cenar antes de una carrera: 4 consejos básicos

No experimentes en la cena

La cena de antes de una carrera es el peor momento para probar cosas nuevas.

Realmente lo que vayas a cenar antes de una carrera tiene que ser similar a tu cena diaria, adaptando (eso si) las calorías que ingieres a la prueba que tienes al día siguiente.

No te pases comiendo

Aunque tengas un maratón mañana no comas hasta no poder moverte.

La primera razón es que te puede sentar mal y al día siguiente sentirte muy pesado.

El segundo motivo es que la suma de lo que comas en la preparación es la que te dará resultado. Si no has comido bien durante la semana no lo vas a compensar con una cena copiosa.

Te será de utilidad...  Reto NoCorrasVuelaContra el Cáncer

[Tweet «La cena de antes de la competición nunca tiene que ser excesiva»]

Evita la cafeina

Mantén la cafeína lejos de ti la noche antes de una competición, aunque no te produzca ninguna alteración otro día. Si a los efectos de la cafeína le sumas el nerviosismo precompetición puedes sufrir grandes problemas para conciliar el sueño.

Carbohidratos pero sin excesos

Consume carbohidratos, sobretodo de los complejos, antes de irte a dormir pero no asaltes todo el paquete de arroz integral.

Piensa que 200 gramos de arroz sobrepasa las 300 calorías y si a eso le sumas algún extra te encontrarás con una cena contundente.