Cómo evitar rozaduras en la ingle al correr

Tabla de contenidos

Las rozaduras en la ingle al correr refieren concretamente a la consecuencia de la fricción constante que se produce entre la piel y la prenda. Dicho contacto sensibiliza la primera y ocasiona reacciones alérgicas o simplemente irritación o sensación de molestia.

Aunque parece algo sencillo tanto de padecer como de evitar son miles de runners los que padecen este inconveniente y no saben cómo resolverlo. A continuación, te mostramos cómo y te explicamos todo lo que debes conocer al respecto.

Consejos para evitar rozaduras en la ingle y sus consecuencias

Seguro conoces una frase que dice “mejor prevenir que curar”. Bueno, de eso se trata esta cuestión. En lugar de ver qué cremas te pones o qué posiciones adoptas para no sentir dolor y la herida cese más rápido, te mostramos directamente cómo evitar todo el problema. Tienes que seguir estos cuatro consejos:

Lubrica la zona

Los lubricantes funcionan como una suerte de barrera entre la prenda y la piel, lo que permite justamente evitar la rozadura. La vaselina suele ser la más económica, de fácil acceso y confiable. Además, su correcto uso implica aplicarla en la zona de la ingle unos minutos antes de salir a correr.

Te será de utilidad...  Anemia en el corredor: conoce los diferentes motivos

Quizás las primeras veces sientas algo fresco o distinto en dicha zona. Sin embargo, no sólo no te afectará en absoluto, sino que además te acostumbrarás de manera rápida. Luego, como si fuese poco, percibirás un importante cambio positivo y correrás más relajado.

Usa prendas de telas amigables con la piel

Esto es siempre clave, sobre en verano o jornadas calurosas en las que la piel suda más y el efecto del roce con la prenda es aún mayor. Si tienes una piel sensible, entonces los shorts o pantalones cortos de algodón son los mejores.

En este sentido, es importante aclarar que la tela es la más recomendable para sudar. ¿Por qué? Porque al mojarse no se vuelve espesa y, por ende, no genera incomodidad. Sin embargo, si perjudica a la piel, entonces deberás sustituirla.

A su vez, hay prendas de poliéster y otras combinaciones que resultan más adecuados según tu tipo de piel y preferencias. Prueba todas las alternativas y, a partir de ello, decide cuál es la más indicada.

Te será de utilidad...  ¿Cuáles son los mejores alimentos para corredores vegetarianos?

Échate polvo para bebés para amortizar las rozaduras

Esta fórmula carece de gran popularidad, ya que se da por descontado que el polvo sirve únicamente para los más pequeños. No obstante, los jóvenes y adultos que se lo aplican en la zona de la ingle y las piernas perciben resultados positivos.

Pese a su denominación “para bebés”, al momento de evitar rozaduras en la ingle que provoquen reacciones alérgicas son más que efectivos. De hecho, son considerados para pequeños ya que estos tienen pieles sensibles. Sin embargo, hay adultos que también, lo que explica por qué pueden ser muy útiles para ti.

No estrenes ropa nueva al correr

Te hemos comentado esto en otra ocasión en la que hablábamos sobre las zapatillas y sus probabilidades de generar ampollas en el pie. Con los shorts y otras prendas sucede exactamente lo mismo; si son nuevas y de un material poco amigable con tu piel, la consecuencia de las rozaduras permanentes será mucho mayor.

Te será de utilidad...  Correr y donar sangre: el deporte nunca será incompatible con esta causa

Asimismo, verifica que cada prenda sea de tu talle y que te calce cómoda. Aunque no lo creas, si te va muy ajustada o grande, las rozaduras serán más molestas.

Está claro que es casi imposible evitar las rozaduras en la ingle al correr, pero sí dispones de varias opciones para amortizar los efectos. Si te interesa, entonces sigue los consejos que te facilitamos y aplícalos en cada una de tus rutinas de running. ¿Qué estás esperando?