¿Cuándo es excesivo el número de corredores de un maratón?

Tabla de contenidos

22.000 corredores se enfrentarán al Maratón de Valencia el 2 de diciembre de 2018. La cifra marca un hito en el número de corredores de un maratón tan importante como este. Aunque en parte es una buena noticia no son pocos los corredores que ya se están preguntando donde está el techo en este tipo de prueba. ¿Hay algún límite en el número de corredores de un maratón?

El número de participantes de los maratones más populares del mundo no para de crecer año tras año. Maratones como el de Berlín o Londres funcionan mediante el sorteo de los dorsales, un instrumento que sirve para no saturar con inscripciones y de esta manera dejar al azar los corredores que participarán. Las inscripciones a los sorteos con suerte duran 1 día.

¿Es excesivo el número de corredores de un maratón como los arriba mencionados? Es difícil asegurar que es excesivo y que no pero es más sencillo prever que las inscripciones no pueden seguir creciendo de manera infinita año tras año.

¿Cuándo es excesivo el número de corredores de un maratón?

Recuerdo que cuando en el año 2015 corrí el Maratón de Valencia el número de corredores del maratón de Valencia sobrepasaba ligeramente los 16.000 inscritos.

El número de corredores de ese año no me pareció excesivo, a pesar de no poder correr con libertad hasta llevar 3 o 4 kilómetros. Es cierto que dependiendo el ritmo que lleves te sentirás más o menos cómodo con el cajón que te toque.

Te será de utilidad...  31 atletas de Alemania Occidental utilizaron esteroides durante años

El salto a 22.000 corredores en el Maratón de Valencia pienso que roza mucho los límites porque, siendo sinceros, ese aumento de corredores no corresponde con atletas de élite sino más bien con corredores populares que van en el vagón del medio.

El aumento de corredores de un maratón puede ser visto como una buena salud en este deporte pero también deja entrever que se está inflando un negocio que tiene unos límites un poco difusos pero que existen. Si año tras año se incentiva a que más y más corredores participen en un maratón, sea el de Valencia o el de otra ciudad, llegará un momento en que participar en ellos sea incomodo y poco productivo.