correr es baratoMotivación 

Correr es barato, tanto que todo el mundo se lo puede permitir

La de veces que habrás escuchado esta frase, una frase muy bonita para incitar a aquellas personas que no se mueven a practicar algo de deporte. Siempre he dicho que hacer deporte es algo fundamental para mantenerte sano física y mentalmente. Lo que no es justo es vender algo como lo que no es. Quién diga que correr es barato está muy equivocado.

Correr es barato

Quién diga que correr es barato o bien no ha corrido nunca o bien tiene tanto dinero que no le supone un gasto importante.

El simple gesto de salir a correr (si quieres hacerlo bien) ya te supone un gasto mínimo de 60€ de las zapatillas más la ropa para hacerlo. Puede no parecer un gran desembolso, pero si haces 200 kilómetros mensuales, en 5 meses deberás jubilar tus zapatillas por otras nuevas.

¿Son 60€ cada 5 meses algo caro? Realmente no lo es, pero con la campaña de marketing que hay sobre artilugios para correr seguramente necesitarás el nuevo Garmin,Polar o Suunto para controlar el ritmo de los entrenamientos y las series. Nuestros padres no lo usaban pero para nosotros es imprescindible…

Pues bien, ya has gastado los 60€ de las zapatillas más los 100€ (como mínimo) . ¿Si te has comprado el reloj es por algo verdad?

Te interesa...  Pista cubierta y pista al aire libre: conoce las principales diferencias
correr es barato
Correr no es tan barato como se cree. Hay una serie de gastos que se van acumulando a lo largo del tiempo.

Claro que si, quieres competir y mejorar. Que sepas que pocas carreras bajarán de los 10€ (si son 10km). Si pretendes hacer algún maratón el precio oscila entre 40-100€ ( en España) + la imprescindible prueba de esfuerzo (80€).

A medida que vas entrenando duro y compitiendo notas que la musculatura te comienza a doler. Hay que buscarle solución, así que te presentas en la consulta de un fisio con 40€ en la mano para ver que te pasa. Después de unos masajes y unas movilizaciones te sientes mejor.

Pero antes de irte, el profesional te recomienda que vayas a un podólogo deportivo para comprobar que pisas bien. ¡Felicidades! van a desaparecer de tu cuenta del banco 200€ más.

Después de tanto gasto visible hay un gasto que no se tiene en cuenta pero existe: la comida.

¿Comes lo mismo cuando haces 50 kilómetros semanales que cuando preparas un maratón? Obviamente no.

Los requerimientos energéticos no son los mismos y tus ataques a la nevera son devastadores. Pero este gasto no se suele notar ya que tu sigues con esa delgadez característica de los corredores.

Te interesa...  Excusas de corredores: ¿cuál es tu favorita?

Conclusiones

Correr es barato si no se tiene ninguna pretensión de competir, en este caso te ahorras los gastos de inscripción y no necesitas ningún reloj con GPS. De todas formas tampoco te salvas de caer lesionado o de tener que hacerte alguna prueba de esfuerzo, pero el gasto no es el mismo.

Si compites cada 3 semanas ya te imaginarás el gasto que supone correr. Eso si, es un gasto que vale la pena.

Cada uno puede sacar sus propias conclusiones sobre si correr es barato o no, os animo a que las compartáis.

 

 

Perfil de autor

Jesus Aguilar Lopez

Corredor por vocación y redactor por convicción. Correr me permite fluir y conseguir mis objetivos vitales, mientras que escribir en este blog llena mi alma inquieta de preguntas.

Me siento afortunado por poder plasmar con letras y compartir con el mundo todo lo mágico que tiene la carrera a pie.


Leave a Comment