¿Cuál es el beneficio de entrenar en bicicleta si corres?

Tabla de contenidos

Si corres, es posible complementar tu entrenamiento con otros deportes y beneficiarte de ello. El uso de bicicletas para entrenar se ha popularizado entre los runners que buscan otro deporte como alternativa que les permita seguir mejorando corriendo.

La bicicleta se puede utilizar también para recuperarte de las lesiones, como entrenamiento cruzado e incluso fuera de la temporada a modo de recuperación. Dependiendo del uso que le des, te beneficiarás de lo siguiente.

¿Qué beneficios tiene el uso de la bicicleta cuándo estás lesionado?

Por desgracia, cuando corres, las lesiones suelen ser habituales debido a los impactos repetidos contra el suelo, al sobreesfuerzo de los entrenamientos o al utilizar zapatillas en mal estado.

Cuando se produce una lesión en el running, casi siempre el impacto contra el suelo de las zancadas dificultará la recuperación e incluso agravará la lesión, por lo que el ciclismo se convierte en la mejor alternativa para continuar entrenando sin riesgos.

Las razones de esto, además de ser un deporte con impacto cero, es que seguirás trabajando la capacidad aeróbica y anaeróbica con los diferentes entrenamientos en bicicleta, por la cual cosa apenas perderás forma física.

Te será de utilidad...  Correr con 30 grados de temperatura: ¿Estás cometiendo una locura?

Te ayudará a mantener tu peso, ya que es un deporte que también quema muchas calorías, y si lo haces de manera habitual no aumentarás el peso durante la lesión.

El ciclismo como entrenamiento cruzado del running

El entrenamiento cruzado, entendido como alternar varios deportes que se complementan entre si y te ayudan a mejorar, es una buena idea si buscas mejorar corriendo, pero no quieres correr todos los días de la semana.

En este caso, alternar el ciclismo con la carrera a pie te permitirá descansar y recuperarte antes de los entrenamientos de running ya que no lo estarás sometiendo a impactos continuados. A la misma vez, al trabajar de una manera diferentes los músculos, conseguirás beneficiarte de esto.

Dedicar 3 días a correr y 2 o 3 días a la bicicleta es una gran idea y como son deportes aeróbicos, te beneficiarás de la práctica de ambos, mejorando tu sistema cardiovascular.

Los beneficios de utilizar la bicicleta al terminar la temporada de carrera

Después de largos meses de entrenamiento y competiciones la temporada de carreras llega a su fin y tienes por delante un período de relativo descanso y recuperación.

Te será de utilidad...  ¿Cómo pisar correctamente al correr?

En esta etapa, que puede durar un poco más de un mes, el volumen de entrenamiento se reduce y pasas a entrenar menos días, corriendo a ritmo lento para evitar sobrecargas y poder empezar con fuerzas la próxima temporada.

Cuando se termina la temporada, en vez de correr, puedes cambiar el running por el ciclismo, entrenando 3 o 4 días con la bicicleta durante 1 mes. De esta manera podrás desconectar por completo de correr que, aunque sea tu pasión, el estrés de todo el año entrenando te puede pesar mucho.

Lo bueno de esto es que al no parar de entrenar de ninguna manera, a pesar de reducir la intensidad, no perderás forma física para la siguiente temporada.