¿Cuántos años de vida se ganan al correr de forma regular?

Tabla de contenidos

En nuestro afán por correr y mejorar la salud, a menudo nos enfocamos en objetivos a corto plazo, como perder peso, sin entender completamente el panorama general de los beneficios que la actividad física puede ofrecer. Por ello, la ciencia ha tratado de cuantificarlos. Desde la pérdida de peso hasta la reducción de la presión arterial, el colesterol y los niveles de glucosa. 

Sin embargo, es esencial mirar más allá de los detalles específicos y comprender cómo la actividad física contribuye a vivir más y mejor. Se trata de una cuestión cuyos esfuerzos proporcionan resultados muy a mediano y largo plazo. Igualmente vale y mucho la pena hacerlos. ¡Sigue leyendo para conocer cuántos años más vivirás por correr y otros detalles clave!

La cantidad de años extra que ganarás al correr de manera regular

La ciencia dejó claro que el ejercicio regular, en particular correr, no solo promueve una buena salud, sino que también tiene un impacto significativo en la longevidad. Más allá de los genéricos beneficios, exploraremos cuántos años adicionales ganarías al incorporar la carrera a tu vida. Se trata de una perspectiva que te motivará a dar el paso hacia una vida más activa.

En este sentido, un estudio que siguió a más de 55000 estadounidenses durante 15 años reveló que los corredores tenían un 30 y un 45% menos de riesgo de mortalidad por todas las causas y enfermedades cardiovasculares, respectivamente, en comparación con aquellos que no lo hacían. Además, el running, incluso entre cinco y diez minutos al día a un ritmo lento, se asoció con un aumento de la esperanza de vida de hasta 3 años.

Te será de utilidad...  ¿Cómo mejorar los problemas de visión al correr?

Asimismo, otra investigación basada en datos recopilados en el ‘Estudio del corazón de la ciudad de Copenhague’ amplió aún más estas perspectivas. En este caso, se afirmó que los corredores disfrutaban de una longevidad adicional de 6.2 años en hombres y 5.6 años en mujeres. Esto último, claro está, respecto a quienes no practicaban la carrera. Estos resultados desafían la noción de que correr largas distancias a mayor velocidad es la única forma de obtener beneficios significativos.

Los tiempos de trayecto, otra de las claves

En los mencionados estudios se observó también que correr entre 1 y 2.4 horas a la semana a un ritmo lento o moderado devenía en una mayor reducción en el riesgo de mortalidad en comparación con quienes efectuaban más kilómetros a un ritmo más rápido. Esto desmitifica la creencia de que la intensidad extrema es crucial para obtener los máximos beneficios.

De todos modos, hay una cuestión esencial a aclarar: esta relación tiempos-intensidades-resultados no siempre son iguales; es decir, varía según la persona y diversas condiciones o características. Por ejemplo, la edad, nivel de entrenamiento, contexto en el cual se realiza la actividad, constancia, etc.

Otras cosas que debes saber

Siguiendo con lo anterior, es importante señalar que, aunque estos estudios ofrecen perspectivas alentadoras, ninguna investigación es perfecta. Las limitaciones inherentes a los métodos, duración del estudio y representatividad de la muestra deben tenerse en cuenta al interpretar los resultados. 

Te será de utilidad...  Controles antidopaje en atletismo: lo que debes saber

Concretamente, no se puede afirmar con certeza cuántos años específicos se pueden ganar al correr regularmente. No obstante, el hecho de que se hable en términos de años y no días resalta la necesidad de tomar medidas.

En resumen, correr no solo es una herramienta eficaz para mejorar la salud física y mental, sino que también puede añadir años valiosos a tu vida. La clave no está solo en la distancia o la velocidad, sino en la consistencia y el compromiso. Así que, si estás considerando darle una oportunidad al running, no esperes más y empieza a evidenciar todo lo descrito.