trabajo de una liebre en el maratónNoticias 

El desapercibido trabajo de una liebre en maratón

Cuando los atletas profesionales pretenden batir el récord del mundo en maratón o conseguir una determinada marca en este, todo gira entorno al atleta en cuestión. Se habla de él y de todo su entrenamiento. De lo que nadie habla es del trabajo de una liebre en maratón y de que sin este trabajo no habría sido posible conseguir determinadas marcas.

En el momento que se corre buscando un récord del mundo en maratón cada segundo cuenta y un kilómetro más rápido o más lento de lo planificado puede tirar al traste todo el trabajo previo que ha hecho el atleta. Es por ello, que el trabajo de una liebre en maratón no consiste solo en ser el acompañante del favorito, sino que está destinado a marcar el camino que este debe seguir.

El trabajo de una liebre en maratón: el guía del campeón

El trabajo de una liebre en maratón es claro: mantener un ritmo alto durante la primera parte de la carrera para que el favorito no se descuelge.

Las liebres son ya algo casi obligado en los grandes maratones, tanto a nivel popular como profesional. Los atletas profesionales necesitan tener a otro corredor que allane el camino, que le diga cuando apretar y cuando no y que sea lo más estable posible en el ritmo.

El trabajo de una liebre en maratón es dificil, porque no solo significa correr rápido, sino ser constantes y no ir muy pasados de velocidad para que el corredor que guían no se rompa antes de terminar la competición.

Te interesa...  Cuándo las medallas europeas no representan al continente

Los grandes récords de maratón han sido conseguidos con la ayuda de un grupo de liebres que acompañan al atleta favorito hasta el kilómetro 30 (de manera aproximada) y son los ojos del favoritos. Este último atleta no necesita controlar el ritmo ni el recorrido ya que tan solo se encarga de mantenerse en el ritmo que las liebres marcan.

Este trabajo tan preciso conlleva grandes ganacias a las liebres, ya que pueden cobrar hasta 50.000 € (tal y como hizo Haile Gebrselassie en el Maratón de Londres 2014) por guiar a la cabeza de carrera. Aunque hay casos como el de este atleta paralímpico ganó un maratón siendo contratado de liebre.

Creador y redactor de nocorrasvuela.com |
Corredor apasionado y redactor por casualidad. El amor por este deporte ha hecho que me embarcara en esta aventura en que se está convirtiendo NoCorrasVuela.
Si te ha gustado este artículo, no te pierdas los siguientes

Leave a Comment