¿Puedo correr con alergia? Esto es lo que debes hacer

Tabla de contenidos

El running y la alergia son compatibles. De no ser así cientos de miles de corredores no podrías correr, pues las alergias son algo muy habitual. Correr con alergia es perfectamente posible, sin efectos negativos. Con la llegada de la primavera crecen las reacciones alérgicas, especialmente por el aumento de polen en el ambiente, pero dependiendo de tu alergia, puedes sufrir reacciones alérgicas durante todo el año.

Al correr en el exterior, los corredores estamos muy expuestos a todo lo que sucede en el aire libre y es por eso que los cuadros de asma o rinitis relacionados con las alergias se disparan. Para poder correr en estas situaciones, te doy varios consejos para correr con alergia que te serán de utilidad.

Te diré que sufro de alergia al polen y al polvo y que no por ello dejo de entrenar todos los días que tengo sesión de carrera. En ocasiones, cuando me afecta más en primavera, sigo los consejos que te daré a continuación.

¿Cuáles son los síntomas de las alergias al correr?

Lo primero que quiero decir es que no es malo correr con alergia, siempre y cuando esta esté controlado y no te produzca ahogo. Si tienes mucosidad, picor de garganta o algo de tos, vas a poder entrenar sin problemas, pero, ¿cuáles son los síntomas de las alergias y como los identificas a la hora de correr?

  • -Rinitis: la rinitis es la inflamación de la mucosa nasal y está detrás del picor de ojos, los estornudos o la mucosidad en un cuadro de alergia.
  • -Dificultad para respirar: la dificultad al respirar, unido a los pitidos en el pecho al respirar, es otro de los síntomas característicos de la alergia.
  • -Ausencia de fiebre: la alergia que puedes sufrir mientras corres es por inhalar elementos como polvo o polen y nunca causará fiebre. Si tienes fiebre ya podemos hablar de algún tipo de infección y no de alergia.
Te será de utilidad...  ¿Cómo superar una sobrecarga muscular sin dejar de correr?

¿Cómo correr con alergia sin consecuencias negativas?

Es posible que sufras alergia, pero seguro que podrás entrenar todos los días que te plantees, si te organizas bien y tienes en cuenta los siguientes consejos para correr con alergia. Como te he dicho antes, estos consejos los aplico yo cuando salgo a correr con alergia, para así poder disfrutar del entrenamiento y que sea efectivo

Evita las situaciones de riesgo

Si quieres correr con alergia lo primero que deberás hacer es evitar todas las situaciones de riesgo para ti.

En los días más secos es cuando el polen o el polvo tiene más efecto y es donde te sentirás peor si sufres alergia a estas sustancias, por lo que si prevés entrenas en estas circunstancias, lo mejor es que huyas de zonas donde se acumulen en exceso, como parques o determinadas zonas de la ciudad.

En su lugar buscar espacios donde no haya mucha vegetación para mantenerte protegido de ello.

Te será de utilidad...  Todo lo que debes conocer sobre las fracturas

Calienta adecuadamente

El calentamiento en el running suele ser pasado por alto y no se le da la importancia que merece. En el caso de sufrir alergia y querer correr se vuelve todavía más importante.

Durante el calentamiento vas preparando progresivamente a tu cuerpo para el entrenamiento y en esto se incluyen los pulmones, que pueden adaptarse a ello. Por eso, si padeces alergia mientras corres deberías plantearte alargar el tiempo de calentamiento.

Utiliza gafas de sol y gorra

Aunque la finalidad principal de las gafas de sol y las gorras al correr son proteger del sol, si tienes alergia te servirán para mantener a raya las sustancias que te crean reacción.

Con las gafas evitarás que partículas como el polen entren en contacto con tus ojos y los irriten, mientras que la gorra evitará que las mismas se queden en tu pelo.

Utiliza antihistamínico, si lo necesitas

Los antihistamínicos son un recurso muy útil cuando te da un cuadro de alergia, por lo que los deberías utilizar siempre que los necesitas. Te ayudarán a calmar los síntomas.

Te será de utilidad...  Batidos de proteínas, ¿de verdad son necesarios para correr?

La única contraindicación es que puede perjudicar a tu respiración y sentirte más cansado. Así que el uso está recomendado después de entrenar y no antes.

No olvides ducharte al terminar de correr

Cuando hayas salido a correr en el exterior, aunque no lo notes, puedes estar impregnado de polen u otras partículas que te pueden dar alergia, por lo que nada más terminar el entrenamiento lo más recomendado es darte una ducha completa para eliminar estas.

No esperes tiempo para ello, pues si no te duchas al llegar corres el riesgo de sufrir un ataque de alergia.

Si es necesario, suspende el entrenamiento

Si pretendes correr con alergia ya sabes que lo podrás hacer, siempre y cuando estés en condiciones

Si casi no puedes respirar, te lloran los ojos y no paras de moquear, quizás la mejor solución a ello es suspender la sesión de entrenamiento, porque si antes de salir de casa estás así, ¿te imaginas como te encontrarás cuando estés corriendo por el parque?

No es malo correr con alergia, no te pasará nada grave, pero si que es molesto y al final te saldrá un entrenamiento muy malo, por lo que no vale la pena correr si la alergia te va a limitar.