¿Cómo controlar las ganas de competir en una carrera?

Tabla de contenidos

La temporada ya ha comenzado y como si fuera una cacería la veda esta abierta. Continuamente te bombardean por las redes sociales con carreras populares. Cada vez que entras en Instagram no paras de ver a corredores compitiendo. ¿Cómo controlar las ganas de competir ante tan aluvión de tentaciones?

Lo más sencillo es lanzarte a competir en carreras populares como si no hubiera mañana. Lo difícil es cumplir a rajatabla con el entrenamiento que ha planificado el entrenador.

Competir demasiado pronto significa sacrificar entrenamiento donde el volumen es importante. También conlleva reducir los entrenamientos de fuerza en el momento de la temporada que se construye la base de todo.

Por mucho que cueste tienes que controlar las ganas de competir en una carrera.

[Tweet «No eches a perder la temporada por competir antes de tiempo»]

¿Por qué controlar las ganas de competir demasiado pronto y cómo hacerlo?

Salvo que te autoentrenes, cualquier cambio que vayas hacer en el plan de entrenamiento tiene que contar con el visto bueno del entrenador. Para mi es un filtro vital y la voz de una conciencia que se pierde al cegarme con las ganas de competir en una carrera.

Te será de utilidad...  Los errores a evitar en la técnica de carrera

Cada semana en la que compites tu entrenador baja el volumen de entrenamiento, reduce o elimina el entrenamiento de fuerza y los entrenamientos de intensidad se acortan. Que esto suceda en la etapa de competición no es un problema pero si cada 3 semanas en otoño quieres competir al máximo te estás cargando una parte importante de la temporada.

Por otro lado, no puedes esperar competir al mismo ritmo en septiembre que en junio. Si esas son tus expectativas seguramente acabes quemado a principio de año y te sea imposible mejorar tu marca.

Yo tengo unos pequeños trucos para combatir las ganas de competir en una carrera cuando no toca. Estos trucos que me funcionan son los siguientes:

  1. Pensar en la competición objetivo: el objetivo de la temporada es uno. Visualizar este hará que controles más los impulsos de correr cada 2 o 3 semanas. Piensa que todo lo que restes hoy te perjudicará de cara a esa competición tan importante.
  2. Recordar que la carga al principio de temporada es esencial: En el atletismo tienes que acumular cientos de kilómetros al principio de la temporada para poder aguantar después los entrenamientos más intensos. Para controlar las ganas de competir en una carrera simplemente piensa en esto.
  3. Habla de tus inquietudes con el entrenador: siempre que el gusanillo de la competición aparece en el momento que no es adecuado intento expresar mis dudas con mi entrenador. Su visión objetiva ayuda a calmar mis ganas de competir en una carrera y me hace reflexionar sobre la necesidad de mantener el entrenamiento pautado.
Te será de utilidad...  Correr por la carretera con total seguridad: consejos que no olvidarás