¿Hay que tener una determinada personalidad para correr?

Tabla de contenidos

La personalidad consta de un tema muy complejo y que requiere de textos e incluso libros completos para abordar de manera íntegra. Sin embargo, y en respuesta al interrogante inicial, no hay que tener una personalidad para correr particular; todo radica en otros aspectos como la actitud, motivación y hasta preparación.

Así, correr requiere de técnicas, de modos para encarar desafíos tantos sencillos como complejos, dedicación y fortaleza mental. Todo esto sirve tanto para comenzar como para finalizar y continuar en otro momento. Y, claro está, dichas cualidades se vinculan a la personalidad, sí.

Características que un corredor debe poseer para running

Una persona corriendo es mucho más que lo que esa imagen e incluso video te muestra. ¿Por qué? Porque no se trata de cerrar los ojos o pensar en algo y aparecer repentinamente en dicha acción.

Concretamente, el runner (principiante o avanzado) que decidió salir de su casa para realizar un recorrido con una determinada intensidad, ritmo y objetivo presenta las siguientes características:

  • Buen estado físico: más allá de tu personalidad o carácter, tu físico debe estar óptimo o, al menos, en buenas condiciones para poder afrontar lo que el running exige
  • Ganas y actitud: ambos sí nacen desde la faceta interna y se vinculan estrechamente con tu personalidad. Por ejemplo, si padeces depresión es casi imposible que decidas hacer algo tan complejo como correr durante un rato
  • Fortaleza mental: la mayoría de los runners son fuertes de la mente, al menos durante el periodo en que deciden salir a correr, claro. Al tratarse de una acción que requiere de un esfuerzo físico, la mente desempeña un rol clave a la hora de decidir hacerlo
  • Necesidades concretas: desde bajar de peso o mejorar tu actividad cardiovascular hasta probar una experiencia nueva. Va más allá de un motivo ya que abarca más la personalidad para correr que necesitas
Te será de utilidad...  El maratón desde otro punto de vista

Desde el hobbie hasta el profesionalismo: ¿Cómo influye la personalidad para correr?

Primero que nada, es casi un hecho que sabes que el running abarca decenas de categorías, ritmos, intensidades, competencias y niveles de exigencia. En este sentido, olvida por un momento de lo que es una persona que corre y piensa en las aspiraciones y objetivos.

Es aquí donde la personalidad desempeña un rol protagónico para decidir qué hacer. Por ejemplo, si eres depresivo, lo más probable es que termines corriendo poco y sin continuidad. En cambio, si eres extrovertido, apasionado y con mentalidad ganadora irás siempre por más, incluso si el físico ya no te resiste.

¿Por qué hay que tener una personalidad fuerte para una maratón?

Las maratones se encuentran entre las competencias del running más frecuentadas. ¿Por qué? Porque es la que permite integrar tanto a profesionales como a personas con un nivel de entrenamiento mucho menor que sólo desean divertirse un rato y vivir una experiencia nueva.

Si consideras que perteneces a este último grupo, entonces no deberás cumplir con grandes requisitos. En cambio, si compites para ganar o estar lo más cerca del primer lugar posible es diferente… Tu personalidad debe presentar las siguientes tres cualidades:

  • Seguridad personal: si no estás muy seguro de ti mismo es difícil que puedas competir, mostrarte a la altura de la circunstancia y luego ganar
  • Ser apasionado: la pasión es, en este caso, una suerte de motor que te impulsa hacia decidir participar, entrenarte y prepararte físicamente y luego hacerlo
  • Fortaleza mental: ser fuerte de la cabeza y mente te ayuda a elevar tu autoestima. Y sin esto tus probabilidades de conseguir los resultados anhelados se reducen de forma drástica
Te será de utilidad...  Supera el estrés precompetición con estos consejos

No existe una personalidad para correr perfecta o determinada. Se trata más bien de las características que debe reunir y tú demostrar para poder practicar running todas las semanas y mejorar tus performances.