¿Cómo empezar a correr con obesidad? Consejos expertos para lograrlo

Tabla de contenidos

Empezar a correr con obesidad es el objetivo de personas que quieren hacer un cambio en su vida, dejar los malos hábitos y comenzar a vivir de una manera más saludable. Aunque como hemos comentado en otras ocasiones, puedes correr con sobrepeso, no está recomendado hacerlo con obesidad.

Lo anterior no quiere decir que no te puedas plantear correr si tienes obesidad, pero si tener en cuenta varios aspectos antes de hacerlo.

¿Que necesitas saber si quieres empezar a correr con obesidad?

En 1998 la Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó la obesidad como una enfermedad y por lo tanto es importante parar atención a lo siguiente antes de empezar a correr con obesidad

Hazte una revisión médica

Una persona con obesidad tiene un mayor riesgo de sufrir otras enfermedades como diabetes, por la cual cosa es fundamental que antes de empezar cualquier actividad física, como puede ser correr, te hagas una revisión médica.

Esto te servirá para identificar cual es tu estado de salud en ese momento, ya que puedes tener alguna patología cardíaca oculta que aparezca a la hora de correr. En estos casos no se aconsejaría empezar a correr con obesidad, pues los riesgos son mayores que los beneficios.

Te será de utilidad...  ¿Cómo mejorar la técnica de running?

Comienza con ejercicios alternativos a correr

Si quieres empezar a correr con obesidad, el mejor consejo que leerás es que comiences haciendo ejercicios alternativos al running, como pueden ser pequeños paseos, ya que el impacto que supone correr puede destrozar tus rodillas si te sobra mucho peso.

Con obesidad no está nada recomendado correr, ya que en cada zancada tu cuerpo tiene que aguantar el impacto contra el suelo que se multiplica a mayor sea tu peso. Esto hará que te lesiones muy pronto.

Puedes probar deportes sin impacto, como el ciclismo para empezar a perder algo de peso.

Combina caminar y correr

Si has ido perdiendo peso y quieres probar correr, no puedes empezar a hacerlo de golpe y sin controlar los kilómetros que haces. Lo ideal es que empieces con el entrenamiento CaCo, una manera de entrenar en la que vas combinando minutos caminando con minutos corriendo.

En el vídeo que verás a continuación, te explico todo sobre este entrenamiento y como hacerlo.

Te será de utilidad...  ¿Cómo evitar la fatiga muscular?

Lo más importante si quieres correr con obesidad: la dieta

Cuando se tiene obesidad, uno de los factores (por no decir el principal) que la causa es no tener un control sobre las calorías que se ingieren. Por esa razón cobra mucha importancia tener planificado lo que vas a comer a diario.

Si tu fuerza de voluntad falla necesitarás la ayuda de un profesional que te permita tener herramientas para gestionar esos momentos de ansiedad que te llevan a correr, pues solo haciendo deporte no conseguirás perder todo el peso.

Como ves para empezar a correr con obesidad lo primero que necesitas es comprobar que tienes una buena salud y empezar haciendo deportes de bajo impacto, para luego empezar a correr de manera progresiva.