<style>.lazy{display:none}</style>

¿Cómo empezar a correr desde cero con 45 años?

Tabla de contenidos

Si tienes 45 años y quieres comenzar a correr desde cero, estás de suerte. Correr es uno de los deportes más populares y beneficiosos para la salud. Puede ayudarte a reducir el estrés, mejorar la salud cardiovascular, fortalecer los huesos y los músculos y ayudarte a perder peso. Incluso si nunca has corrido antes, puedes empezar con el pie derecho.

La primera parte de empezar a correr desde cero con 45 años es conocer tu nivel de condición física actual. Esta información te ayudará a determinar tu punto de partida y los pasos que necesitas tomar para empezar a correr de forma segura. Si tienes alguna enfermedad crónica o complicación médica, consulta con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Tu médico también podría recomendarte un examen físico completo antes de comenzar.

Una vez que hayas determinado tu nivel actual de condición física, es hora de prepararse para empezar a correr. Comienza por comprar un par de zapatillas para correr adecuadas para tu tipo de pies. Esto te ayudará a evitar lesiones comunes asociadas con el impacto del running. Además, elige ropa cómoda para correr y agua para llevar contigo cuando salgas a correr.

Ahora que estás listo para comenzar a correr desde cero con 45 años, es importante recordar que no tienes que hacerlo todo solo. Contrata un entrenador personal o únete a un grupo de entrenamiento para obtener apoyo y motivación adicional. Cuando comiences, trata de mantener un ritmo constante durante los primeros minutos antes de intentar construir velocidad gradualmente.

Comienza con sesiones cortas (5-15 minutos) e incrementa la duración gradualmente durante varias semanas. Un buen objetivo inicial es correr durante 20-30 minutos tres veces por semana, intercalando carreras con días libres entre ellas para permitir que tu cuerpo se recupere entre sesiones. También puedes probar otros tipos de ejercicios aeróbicos en días libres: natación, andar en bicicleta o incluso caminata rápida son todos buenos complementos para un programa de running básico. Si sientes que no puedes mantener la carrera sin parar, puedes probar el entrenamiento CaCo.

Te será de utilidad...  Los mejores sitios para correr en Barcelona

También es importante recordar que el descanso es una gran parte del éxito cuando se trata del running y la recuperación muscular; por lo tanto, es importante escuchar tu cuerpo cuando sientas fatiga o dolor muscular excesivo después del ejercicio para evitar lesiones graves o crónicas. Finalmente, no te presiones demasiado; la clave es disfrutar lo que haces mientras mejoras lentamente tu rendimiento atlético durante el proceso.

Como ves, empezar a correr desde cero con 45 años es posible, si tienes en cuenta estos consejos.

Optimized with PageSpeed Ninja