¿Cómo mantener la forma si no puedes correr?

Tabla de contenidos

En ocasiones por mucho que tú no lo desees dejas de correr. No es por un parón temporal sino porque la lesión te golpea duro y te deja fuera de juego durante meses, incluso años. ¿Cómo mantener la forma física si no puedes correr?

La preocupación se agrava proporcionalmente a la duración del parón. Quizás un mes no te parece tanto, pero un año es para ti un mundo.

Mantener la forma física si no puedes correr es más sencillo de lo que parece pero los corredores caemos en el error de todo o nada, es decir si no corremos no hacemos absolutamente nada.

La mejor manera de mantener la forma física si no puedes correr

Las probabilidades que tienes de sufrir una lesión completamente invalidante, que no te permita practicar ningún tipo de actividad física, son cercanas a cero. Si te lesionas puedes dejar de correr pero nunca deberías dejar de moverte.

Para mantener la forma física si no puedes correr tendrás que aceptar que puede no ser divertida la alternativa a correr pero lo vas a tener que hacer y cuanto antes empieces mejor. Nunca caigas en el error que antes he mencionado: si no puedes correr no dejes de hacer deporte.

Quítale el polvo a esa bici de carretera que te compraste hace años, saca el bañador que tienes olvidado en el cajón o vuelve al gimnasio que tanto odiaste. Haz lo que sea que te mantenga activo, aunque sea flexiones en el balcón de casa y eso sea lo que más odies.

Te será de utilidad...  Las mejores razones para salir a correr

No hay peor sensación que encontrarse en el punto de inicio después de una lesión, de tener que recuperar todo lo perdido, por ello no dejes de moverte.

[Tweet «No pierdas las ganas de hacer deporte aunque no puedas correr»]

No solo te ayudará a mantener la forma física si no puedes correr, también mantendrá distraída a tu mente, una mente que intentará de todas las formas recordarte el largo camino que tienes hasta tu recuperación.