Motivación 

El maratón desde otro punto de vista

Cuando corremos un maratón somos conscientes de lo que nos espera por delante, de todo los sacrificios que venimos acumulando. Algunos soñamos con hacer marca, otros con tan solo acabarla. Lo hacemos y nos emocionamos como niños. Pero no solo somos los corredores los que nos emocionamos, a un lado y a otro de las vallas tenemos a otras personas que viven el maratón desde otro punto de vista.

Las voces a nuestro alrededor

En un maratón hay pocas cosas tan claras como que vamos a sufrir, da igual nuestro nivel, lo vamos a pasar mal y a pesar de ello estamos orgulloso de cruzar la meta con unos dolores que no nos dejan ni andar y sabiendo que el día siguiente toca ir a trabajar como el cuerpo nos deje, no somos los únicos orgullosos de nuestro maratón. Hay unas voces durante casi todo el trayecto que también lo están, algunas son conocidas otras son simplemente voces que gritan nuestro nombre o que nos animan a seguir adelante

El pasado domingo tuve el honor de ser una de esas voces, de sentir lo que sienten esos animadores anónimos que viven el maratón desde otro punto de vista y la verdad que fue una experiencia muy bonita.

Te interesa...  Bajar de las 2 horas en maratón: ¿imposible, alcanzable o puro marketing?

Una lesión no me dejó correrla y me propuse que de una manera o de otra formaría parte de la Marató de Barcelona. Era la primera vez que me metía en el papel de espectador.

Estaba ubicado poco después del kilómetro 37 y pude emocionarme al ver volar a la cabeza de grupo bajando por Portal del Angel. Vi pasar a los primeros corredores no africanos y después a los corredores como nosotros, con nuestros sueños de bajar unos minutos de marca.

El maratón desde otro punto de vista

Como he dicho estaba en ese otro lado de la carrera y aún esperando más cantidad de personas, los espectadores sintieron el sufrimiento de los corredores. Hemos de estar agradecidos de esas personas que gritan desde fuera, sus voces son capaces de hacernos sacar una sonrisa y de igual manera que estamos orgullosos de nuestra marca, podemos estar orgulloso del apoyo que recibimos.

Frases como: “No se como pueden correr 42 kilómetros” “Es mucha distancia” o el cartel de “Si fuera fácil yo también lo haría” son muestras de apoyo de un público que debemos agradecer.

Te interesa...  La confianza se gana en los entrenamientos, no en las competiciones

Quizás nadie entiende el maratón si no lo vive en sus piernas pero esas personas aún sin correrlo se acercan a sentirlo.

 

Perfil de autor

Jesus Aguilar Lopez

Corredor por vocación y redactor por convicción. Correr me permite fluir y conseguir mis objetivos vitales, mientras que escribir en este blog llena mi alma inquieta de preguntas.

Me siento afortunado por poder plasmar con letras y compartir con el mundo todo lo mágico que tiene la carrera a pie.


Leave a Comment