Saltar a la cuerda y correr es perfectamente compatible

beneficios de saltar a la cuerda para corredores

Nunca te habías planteado que saltar a la cuerda y correr fueran actividades compatibles. Desde que eres niño no saltas a la cuerda y todavía sigues pensando que está hecho para los más pequeños pero, ¿sabes los beneficios que tiene saltar a la cuerda para corredores?

Saltar a la cuerda no está solo recomendado para boxeadores tan famosos como Rocky Balboa. Si quieres mejorar como corredor, saltar a la cuerda puede ser una buena opción para hacerlo.

Saltar a la cuerda y correr: todos los beneficios para corredores

Cada vez que corres tus pies aterrizan sobre el suelo para salir nuevamente hacia adelante. Dependiendo de cómo estos impacten contra el suelo y su tiempo de contacto en este, avanzarás más o menos rápido. Además de esto, el peso corporal y la potencia de tus músculos son determinantes para moverte más veloz.

Los beneficios de saltar a la cuerda para corredores no se pueden pasar por alto. Estos influyen en los aspectos que arriba he mencionado de la siguiente manera:

  1. Mejora tu coordinación: saltar a la cuerda si eres corredor te ayudará a mejorar tu coordinación durante la carrera. Sin darte cuenta cuando te empiezas a quedar clavado en una competición la técnica de carrera brilla por su ausencia. Los brazos se mueven a destiempo y de manera exagerada, cuando deberían mantener el ritmo, o las zancadas no son regulares. Al saltar a la cuerda, con sus diferentes variantes, estarás mejorando tu coordinación.
  2. Potencia tu equilibrio: los corredores torpes como yo necesitan un intensivo para mantener el equilibrio y si trabajara más con la cuerda mejoraría una barbaridad. Para saltar correctamente se necesita lo mismo que para correr: mantenerte lo más estable posible. Si lo logras saltando lo tendrás más fácil para aplicarlo en carrera.
  3. Aumenta la respuesta de tus tobillos: para saltar a la cuerda y correr se necesitan de un tobillos rápidos y reactivos, que estén preparados para impulsar al cuerpo de nuevo. Si tienes problemas de fuerza en tus tobillos prueba a saltar a la cuerda un par de veces por semana.
  4. Te ayuda a perder peso: en 30 minutos saltando a la cuerda puedes perder hasta 300 calorías, dependiendo de la intensidad con la que lo practiques.
  5. Mejora tu capacidad aeróbica: ideal si no puedes correr. Saltar a la cuerda es una actividad aeróbica, por lo que es la más adecuada en momentos que no puedes calzarte unas zapatillas y salir a correr.
Te interesa...  Correr cada día: no es tan sencillo como parece

Estos son todos los beneficios de saltar a la cuerda para corredores. No pierdas el tiempo y hazte con una cuerda para empezar a entrenar.

¿Que tener en cuenta al saltar a la cuerda y correr?

Aunque saltar a la cuerda si eres corredor tiene pocos inconvenientes hay que destacar lo siguiente:

  • No abuses de ella: eres corredor y no saltador de cuerda. Una cosa es que lo incluyas de manera ocasional en tu rutina con el objetivo de mejorar tu coordinación y equilibrio. Otra muy distinta es que después de cada entrenamiento saltes 2 horas.
  • Recuerda las diferencias: saltar a la cuerda y correr pueden guardar similitudes pero recuerda que mientras saltando a la cuerda buscas impulsarte hacia arriba, cuando corres el impulso debe ser hacia adelante. Interioriza bien esta diferencia para no perjudicarte cuando corras.
Sobre Jesus Aguilar Lopez 1092 Artículos
Corredor por vocación y redactor por convicción. Correr me permite fluir y conseguir mis objetivos vitales, mientras que escribir en este blog llena mi alma inquieta de preguntas. Me siento afortunado por poder plasmar con letras y compartir con el mundo todo lo mágico que tiene la carrera a pie.

1 Trackback / Pingback

  1. Saltar a la cuerda y correr es perfectamente compatible – Atletismo Master

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.