Frases típicas del entrenamiento de series

entrenamiento de series
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No hay ninguna duda de que el entrenamiento de series es tu día favorito de la semana. El entrenamiento de series es duro pero reconfortante. Compartes con el resto del equipo el sufrimiento de cada metro recorrido a la vez que disfrutas de como, semana tras semana, el tiempo se reduce.

Durante el entrenamiento de series seguro que escuchas frases que no las puedes ubicar en otro lugar que no sea en el rápido tartán y en el momento de la semana en el que toca correr más rápido.

Hay muchas frases típicas del entrenamiento de series y estoy convencido que te sientes identificado con todas ellas.

¿Te suenan estas frases del entrenamiento de series?

1. Hoy no me siento bien: Alerta máxima si tu compañero en las series te dice esto porque seguramente se encontrará mucho mejor que tú y desde el primer metro te llevará ahogado. No te confíes cuando alguien te diga esto, puedes terminar muy perjudicado.

Te interesa...  Los 6 rituales más comunes en corredores, ¿te suena alguno?

2. El 1000 a 3:30: que ritmo tan tranquilo para hacer mil metros, ¿verdad? La realidad es que no harás ni un solo 1000 a 3:30 y lo más seguro es que tengas que controlarte para no bajar de 3:20. Te sientes con la energía para romper cualquier récord del mundo. Este punto de vista se desvanece cuando llegas, como verás más adelante, a la mitad del entrenamiento.

3. Tira tú delante: esta frase del entrenamiento de series se puede resumir en que corras toda la serie en cabeza y en los últimos 100 metros tu compañero aparezca como un rayo por tu derecha dejándote clavado en medio de la recta. Eso sí, te agradecerá que le hayas marcado el ritmo y, por supuesto, le hayas protegido del viento de 20 km/h con el que has tenido que pelear durante 1000 metros.

4. Vamos por la mitad de la serie, ya queda poco: aunque terminar la serie número 2 de 4 es estar por la mitad, en el entrenamiento de series el cálculo no es tan sencillo. Cuando llegas a la mitad del entrenamiento comienza lo realmente duro y ves como cada serie de 1000 metros se hace más y más larga. Llega un punto que te preguntas si realmente ibas por la mitad del entrenamiento o si vas a morir antes de salir de la próxima curva. Todo deja de tener sentido y cuentas cada metro esperando acabar el entrenamiento con vida.

5.La última y terminamos: llegar a la última serie con energía es un logro en si mismo. En la última serie la cabeza te ordena que corras lo más rápido que puedas para acabar de una vez con el sufrimiento. En la recta final puedes escuchar como se desenfundan los cuchillos mientras tus compañeros te rebasan por todos los lados. La última serie del entrenamiento es la mejor por este tipo de cosas.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Sobre Jesus Aguilar Lopez 1130 Artículos
Corredor por vocación y redactor por convicción. Correr me permite fluir y conseguir mis objetivos vitales, mientras que escribir en este blog llena mi alma inquieta de preguntas. Me siento afortunado por poder plasmar con letras y compartir con el mundo todo lo mágico que tiene la carrera a pie.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.