El segundo más caro del mundo: cuando superas tu mejor tiempo corriendo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pocas cosas son tan gratificantes para un atleta como superar su mejor tiempo corriendo. Esa sensación de haberte superado de nuevo es difícil de describir, pero tu sabes bien el precio que tiene esto.

Cuando mejor te encuentras es en el momento en que todo sale peor. Estás entrenando a la perfección pero en competición no dejas de cometer los mismos errores que te condenan a no conseguir tu objetivo. En otras ocasiones, a pesar de creer que no estás preparado, es cuando tu meta se materializa, y casi sin creértelo superas tu mejor tiempo corriendo.

Para mi, que avanzo a pasos de caracol, superar mi mejor marca corriendo supone, en muchas ocasiones, hacerlo por tan solo 1 segundo. Esto no está causado solo por mi evolución, también por las distancias en las que compito, como puede ser la milla.

Puede que tu caso sea otro, y que en vez de 1 segundo sea 1 minuto en el maratón, pero la sensación es idéntica: das un pequeño paso que se convierte en un hito gigante.

Te interesa...  Correr de puntillas: no es lo más adecuado para un corredor de fondo

¿Qué precio tiene tu mejor tiempo corriendo?

Nadie más que uno mismo sabe el precio que tiene romper con tu anterior marca, pero lo que queda claro es que no es gratis.

A modo de ejemplo, el 6 de mayo de 2018 hacía mi mejor marca en la milla: 5:25. El 9 de junio de 2019 la superaba por tan solo 1 segundo.

De una fecha a otra han pasado exactamente 399 días, muchas competiciones y miles de kilómetros de entrenamiento. En alguna de estas competiciones vi como no podría conseguirlo, disparándose el crono cuando justo pensaba que estaba más fuerte.

Quién no corre no entiende lo que vale ese segundo en una distancia tan corta, o ese eterno minuto en el maratón. Ese tiempo, que pasa en un lapso tan reducido en la vida, en carrera se convierte en un período infinito, una barrera que semana tras semana luchas por superar y que estás cansado de darte de bruces con ella.

De esa dificultad viene el gran precio a pagar por mejorar tu marca, que no consigues de una semana a otra, sino que en ocasiones son el paso de las temporadas lo que te lleva a tu preciado objetivo.

Te interesa...  5 errores de corredor novato muy peligrosos para ti

Un segundo en la milla me ha equivalido a 1 par de miles de kilómetros de entrenamiento, a duras series que iban desde los 150 a los 1500 metros, cambios de ritmo de infarto y muchas horas de entrenamiento de fuerza. Un precio caro, pero nada desorbitado por la recompensa que supone.

Seguro que en tu caso la sensación es idéntica.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Sobre Jesus Aguilar Lopez 1130 Artículos
Corredor por vocación y redactor por convicción. Correr me permite fluir y conseguir mis objetivos vitales, mientras que escribir en este blog llena mi alma inquieta de preguntas. Me siento afortunado por poder plasmar con letras y compartir con el mundo todo lo mágico que tiene la carrera a pie.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.