Entrenamiento 

Empezar a correr

La dificultad de empezar a correr

En algún punto de nuestras vidas decidimos empezar a correr, decidimos cambiar el sofá y la tele, por la naturaleza y el sacrificio. No fué fácil como bien sabéis, el cambiar una vida sedentaria a una de activa no es sencillo, pero sabemos que la recompensa lo merece. ¿Alguno recuerda su primer kilómetro? ¿Lo duro que fué? Yo sí, y realmente fué el más difícil de recorrer. Unas voces resonaban en mi cabeza: ¿De verdad vale la pena?¿ Para qué sufrir tanto ahora? Nunca conseguiré hacer más de dos kilómetros en veinte minutos...Todos hemos empezado con esto alguna vez y a todos nos ha costado, hemos tenido días malos, semanas de entrenos irregulares, de no querer salir a entrenar porque llueve, etc. Pero llega un punto que ese sacrificio se convierte en una filosofia de vida. ¿Cómo se te va a pasar por la cabeza no salir a entrenar? ¿De verdad me tengo que quedar en casa hoy? Tarde o temprano como véis, las preguntas cambiarán de extremo y para que los que estéis empezando en esto de correr lo consigáis, os daré algunos consejos para empezar a correr y continuar en ello.

Motivación: Esto es un pilar clave para empezar a correr, pero no sólo en este deporte, sino en cualquiera y en la vida en general. Hacer algo que te motive, que te haga feliz va a conseguir explotar todo lo que llevas dentro. Si no estáis verdaderamente motivados con un objetivo, puede ser una mala idea empezar algo, ya que no daréis el 100% ni disfrutaréis en el camino.

Te interesa...  Correr una milla, una prueba de fuego

Objetivos realistas: No queramos correr un maratón cuando llevamos 4 meses corriendo porque sino lo más seguro que acabéis corriendo hacia la ambulancia más cercana. El cuerpo necesita habituarse al esfuerzo y requiere tiempo para ello. Incrementad poco a poco los kilómetros semanales (recomiendo no más de 5 por semana). Fijarse objetivos poco realistas es contraproducente y al no conseguirlos, se pierde la motivación.

Perseverancia: Hay que tener claro que fallaréis una y mil veces hasta conseguir vuestro objetivo. Tomad cada fallo como la lección que es, y nunca bajéis los brazos para conseguir lo que queráis. Será duro, habrá días que pensaréis que habéis fallado completamente, pero mi consejo es que lo toméis como un aprendizaje, como algo que no se tiene que volver a repetir.

Aprendizaje: Puede parecer una tontería pero leer acerca de un tema os empujará a poner en práctica conceptos que hayáis leído. Escuchad a personas que tengan más experiencia en este deporte, pero sacad vuestras propias conclusiones, esto os ayudará a labraros un camino que recorrer.

Organización: Planificad por ejemplo tres entrenos por semana (Lunes, miércoles y viernes), intentad cumplirlos cueste lo que cueste, todos llegamos cansados de trabajar pero tenemos un compromiso con este deporte que tenemos que respetar. Llegará un momento que lo único que pensaréis será en llegar a casa y calzaros las zapatillas. Una vez acabado el entreno, apuntad vuestra sensaciones, vuestro tiempo, qué ha ido bien y qué mal, las molestias que habéis tenido. Esto os ayudará a no repetir errores y a ganar confianza.

Sacrificio: Empezar a correr no es fácil, empezar a correr requiere disciplina, tiempo y sacrificio. Habrán días de invierno con lluvia a 0º que no apetecerá salir. Pero preguntaos esto: Si estáis preparando un maratón y no salís a hacer una tirada de 60′ porque llueve, ¿qué pasará si llueve el día de la competición? ¿Os quedaréis en casa? ¿habréis tirado cuatro meses de entrenamiento? Seguro que no. Además, ¿qué es llover? Es solo agua.

Te interesa...  Correr rápido: cómo lograrlo

Estiramientos: Nunca os olvidéis de estirar después de correr, esto es importantísimo, evitaréis sobrecargas y futuras lesiones.

Estiramientos 1

Calentamiento: Igual que los estiramientos, esto es indispemsable, los músculos tienen que entrar en calor de manera progresiva, calentad con un rodaje suave unos 20′ antes de rodar al ritmo deseado.

Progresión: No entrenéis un día a 6 min/km y al próximo querer bajar a 5:30 min/km, esto requiere de tiempo y poco a poco os iréis acercando a vuestro tiempo deseado.

Si queréis conseguir un objetivo, el que sea, bajar de peso, correr un maratón, participar en un Ironman no lo vais a conseguir si no os esforzáis y esforzarse requiere una voluntad inquebrantable de caerse y levantarse, de sentirse frustrado en los entrenamientos y aun así pensar que el próximo será mejor, de cuando todo se derrumba seguir en pie y seguir avanzando.

No es sencillo empezar a correr, lo sencillo es no hacerlo nunca. Nunca os rindáis.

Nocorrasvuela

 

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas los siguientes

Leave a Comment